El presidente del TSJIB, Carlos Gómez, demanda el tercer juzgado de violencia sexista en Palma, una falta que estructural "precedente a la pandemia"

    Gómez lamenta que la Justicia no tenga "rentabilidad electoral" para atraer inversiones mas confía en los fondos europeos para avanzar en la digitalización

    PALMA DE MALLORCA, 15 Dic.

    El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB), Carlos Gómez, ha reclamado este martes que se superen los "inconvenientes políticos" que impiden lograr el acuerdo preciso para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en funciones desde hace un par de años.

    En una entrevista concedida a Europa Press, Gómez, que tomó posesión como máximo líder de los jueces de las Islas el pasado miércoles, ha reclamado el "desbloqueo" a fin de que un nuevo CGPJ pueda "cumplir con sus previsiones constitucionales".

    "No es posible que el órgano lleve tanto tiempo en funciones, la situación empieza a ser frágil y conforme más tiempo pasa más se ve que no puede continuar así", ha apuntado.

    El sistema de nombramientos fue, exactamente, uno de los temas que abordó en su toma de posesión, asegurando de que había de ser "repensado". En esta línea, ha pedido que se prosigan los estándares del Consejo Europeo, que fija que cuando menos la mitad de los miembros del órgano han de ser jueces elegidos por los propios jueces.

    Gómez ha aceptado que "políticamente" es una cuestión difícil de solucionar "mas la situación es la que es" y ha asegurado que el acuerdo es asequible "con 2, con 4 o bien con 8 conjuntos políticos". Ha lamentado, no obstante, que todos y cada uno de los poderes procuran "influir en la Justicia" cosa que "no puede acontecer en un sistema que supone la separación de poderes".

    Exactamente en un instante en que cada poder "procura ir alén de sus funciones asignadas", el CGPJ, ha añadido, "debe hacer más perceptible esta separación, mudando el modo perfecto en que se escogen sus miembros".

    BALANCE EN CONTEXTO DE PANDEMIA

    9 meses tras la declaración del primer estado de alarma, Gómez se ha mostrado satisfecho de poder, "en unas pocas semanas", regresar al nivel de actividad precedente a marzo. La paralización total de los plazos a lo largo de un par de meses y medio --solo prosiguieron en marcha los temas urgentes-- favoreció, conforme ha señalado, un "inevitable" incremento de los temas y del consecuente retraso. "La actividad se paralizó mas los enfrentamientos no se detuvieron y ahora podemos salir de una crítica situación para encarar nuevos retos", ha indicado.

    Uno de estos desafíos es --asimismo lo demandó en su alegato de toma de posesión-- la mejora de los recursos humanos y materiales para la administración de Justicia en Baleares.

    "En Baleares no cabe un juez más", ya afirmó en su alegato, y ha asegurado que se buscan los espacios convenientes para los nuevos juzgados de lo Social y lo Mercantil, asimismo consecuencia del incremento de pleitos por la pandemia. "El sitio se hallará pues no se puede dejar pasar esta oportunidad", ha aseverado.

    Gómez ha remarcado que la meta no es sencillamente contar con de nuevos espacios sino más bien de un plan entendido como una estrategia global "a fin de que los jueces, si bien estén en un sitio temporal, sepan que tienen un futuro y que van a poder contar con de espacios y también infraestructuras adecuados".

    El presidente del TSJIB ha lamentado, no obstante, que esta nueva disponibilidad de recursos no llegue al "inconveniente estructural" de la violencia contra las mujeres en la administración de Justicia "que estaba ya antes de la pandemia".

    Gómez ha insistido en la necesidad de contar en Palma con un tercer juzgado en la materia pues se trata de un tema que solicita una atención especializada, un conocimiento específico del ambiente y cuya actuación judicial "es considerablemente más compleja que, por servirnos de un ejemplo, un robo".

    La administración de la Justicia en Baleares se encara a otro inconveniente, no menos vital conforme Gómez, que es el de la digitalización, que se ha probado "esencial para operar de una forma eficaz y prestar un buen servicio".

    "La Covid ha tenido muchos efectos negativos, mas ha tenido la consecuencia positiva de haber puesto encima de la mesa la necesidad de la digitalización total", ha señalado el juez, que ha asegurado que existe "voluntad" por la parte del Ministerio para avanzar en la materia.

    Gómez ha expresado su confianza en que a través de los fondos europeos de restauración se pueda avanzar en la digitalización de la Justicia, una falta arrastrada desde hace décadas "pues la Justicia no tiene la rentabilidad electoral inmediata que sí tienen otros servicios como la Sanidad o bien la Educación" para atraer más inversiones.

    MEJORAR LA ADMINISTRACIÓN DE LA JUSTICIA

    El presidente del TSJIB ha reconocido que llega al cargo en un instante "totalmente excepcional" mas ha asegurado que lo hace con "cierta satisfacción y con la esperanza de prosperar si bien sea un tanto las condiciones en las que la justicia se administra en las Islas".

    "Haber sido el único aspirante y haber recibido tanto apoyo es una ventaja y un buen punto de partida", ha añadido.

    El juez ha protegido el "trabajo extra" de la Justicia en los últimos meses que ha debido encarar nuevas reglas, decretos y resoluciones legales dirigidas a veces a limitar libertades y ha negado, pese a lo que pudiese parecer a primer aspecto, diferencias de criterios entre autonomías.

    Conforme ha explicado, "no ha habido diferentes respuestas" pues los casos jamás son iguales. "Los jueces ponderamos principios de salud pública y libertad circulatoria, por poner un ejemplo, y cuando estos 2 principios se ponderan no hay contestaciones predeterminadas, de ahí que se asiste a los jueces, a fin de que garanticen que no se da ninguna restricción infundada de ningún derecho".

    "La ciudadanía debe tener claro que los jueces acertarán o bien no, mas siempre y en todo momento van a tomar resoluciones con la meta de resguardar los derechos fundamentales", ha añadido.

    En esta línea, Carlos Gómez ha pedido a la ciudadanía un voto de confianza para la tarea de los jueces --"los jueces españoles hacen justicia día tras día de forma independiente, si bien se estén discutiendo cuestiones como la renovación del CGPJ"-- y ha reivindicado el "valor social" de la Justicia.

    El presidente del TSJIB ha subrayado, por otro lado, la relevancia de la futura reforma de la Ley de Enjuiciamiento Delincuente y que alterará las funciones de jueces y fiscales en la fase de instrucción.

    Hasta el momento, ha explicado, el juez estudia y toma resoluciones en lo que se refiere a privación de libertad o bien intervenciones telefónicas, por poner un ejemplo, y esto "produce disfunciones" por el hecho de que se amontonan funciones diferentes. Conforme ha apuntado, este modo de proceder es residual en Europa y la reforma --se procura por tercera vez-- aportará claridad en la distinción de funciones de jueces y fiscales.

    Preguntado por su papel en el caso Cursach, el ahora presidente del TSJIB ha preferido no pronunciarse aduciendo que el tema es reservado. "Mi situación de ecuanimidad quedaría en cuestión si manifestara alguna opinión al respecto", ha añadido.

    El juez se ha referido a las palabras que la presidente de la Comunidad de la capital española, Isabel Díaz Ayuso, sobre el rey retirado y asegurado que "no todos y cada uno de los ciudadanos son iguales frente a la ley". Gómez ha reconocido que existen mecanismos a través de los que la legislación puede tratar a unas personas o bien a otras de forma diferente --discriminación positiva, por poner un ejemplo-- mas ha garantizado, eso sí, que "frente a un juez todos son iguales".

    La prueba de esto, ha añadido, han sido los procesos tan mediáticos que han tenido sitio en Baleares en los últimos tiempos y que afectaron a personas que "ocuparon situaciones preferentes en la sociedad" y que frente a la justicia recibieron "exactamente el mismo trato". No obstante, ha advertido que, normalmente, la exposición mediática "no es positiva".


    Buscar
    Quizás te interese...