Baleares colectó unos 8 millones de euros en la pasada convocatoria, de los que 4,6 millones se destinaron a 100 proyectos autonómicos

    PALMA, 6 Abr.

    La Conselleria de Temas Sociales y Deportes ha pedido este martes a los ciudadanos que marquen la casilla solidaria en su declaración de la renta, al prever que la pandemia provocará un descenso en la colecta y un aumento en las demandas de servicios sociales.

    En la pasada convocatoria bianual, la de 2020-2021, Baleares colectó cerca de 8 millones de euros de la casilla solidaria, de los que 4,6 millones de euros se destinaron a arrancar 100 proyectos sociales en el archipiélago, al paso que el resto se repartió entre las Comunidades.

    La presidente del Tercer Campo Social, Sonia Castro, ha remarcado en una conferencia de prensa que la pandemia alterará el perfil de personas que solicitan ayudas sociales, en tanto que va a haber un campo de la población que hasta el momento no precisaban estas subvenciones mas que sí las pedirán.

    En esta línea, la consellera de este departamento, Fina Santiago, ha señalado que la solidaridad "es más precisa que nunca" y ha remarcado que es "fundamental" para el tercer ámbito que se marque esta casilla, para poder brindar ayuda a quienes, con ocasión del coronavirus, la precisan.

    Conforme ha explicado la consellera, siempre y en toda circunstancia hay un porcentaje de estas colectas, que no suponen ningún costo auxiliar para los impositores, que se reparte entre todas y cada una de las comunidades autónomas. Además de esto, ha indicado que, si bien no se dispone del número preciso, hay un porcentaje "muy alto" de ciudadanos que marcan esta alternativa.

    Por otro lado, Santiago ha apuntado que la meta del Govern es colectar, por lo menos, una cantidad afín a la de la pasada convocatoria. En este sentido, ha advertido de que, si bien la cantidad de fondos sea exactamente la misma, con el aumento de la demanda, se va a deber llegar a más gente.

    Además de esto, la consellera ha señalado que, desde el momento en que se empezó a administrar esta casilla solidaria, en 2017, se han destinado un total de 19,3 millones de euros a 379 proyectos sociales en Baleares. Además, ha precisado que la cantidad de la convocatoria de 2018-2019 fue un 9 por ciento inferior a la de 2020-2021.

    Santiago asimismo ha pedido al Gobierno que se destine la totalidad de las aportaciones de los impositores del archipiélago a proyectos desarrollados en Baleares, puesto que la comunidad autónoma, todavía a pesares del aumento registrado en estas colectas, "está lejos de administrar todo cuanto se colecta en este concepto".

    Por último, Castro ha señalado que estas colectas acostumbran a ir destinadas a dar cobertura a necesidades básicas, subvencionar proyectos comprometidos con las personas con discapacidad, dar apoyo a pequeños en situación de vulnerabilidad y facilitar ayuda domiciliaria a personas mayores, entre otros muchos.


    Buscar
    Quizás te interese...