PALMA, 2 Mar.

    El conseller de Movilidad y Residencia del Govern tirotear, Josep Marí, ha informado este martes de que su departamento ya se ha puesto en contacto con la Dirección General de Aviación Civil para tratar los incumplimientos por la parte de las compañías aéreas que aún solicitan la condición de residente al comienzo de la adquisición, y no al final, como es obligatorio desde este 1 de marzo.

    De este modo se ha expresado Marí preguntado por la protesta de la asociación de usuarios Consubal, que señalaba este lunes a distintas compañías por no haber alterado su sistema de venta de billetes.

    Cabe rememorar que el Ministerio ha hecho obligatorio, desde el 1 de marzo, que las compañías pregunten al comprador si es residente o bien no al final de la adquisición, de forma que se incorpore entonces el descuento y pueda comprobarse de manera fácil la rebaja aplicada.

    La meta era eludir un encarecimiento de costos y asegurar que no se aplican tarifas diferentes al usuario al advertir que es residente.

    Marí ha corroborado que múltiples compañías aún infringen la obligación de consultar al usuario si es residente al final -ha confirmado que entre ellas figuran Ryanair y Air Europa-, aunque ha confiado en que cambiarán su sistema de venta y en que hay "buena voluntad".

    Además de esto, el conseller ha apuntado que otras compañías ya han alterado sus sistemas y "cumplen con perfección con lo que se les pidió"; al tiempo que otras, si bien asimismo ponen esta casilla al final, sostienen el indicador al comienzo de la adquisición. Estas últimas "afirman que lo quitarán".

    Con respecto a las compañías incumplidoras, el Govern ya se ha puesto en contacto con el Ministerio para realizar los oportunos requerimientos. En todo caso, ha añadido el conseller, la Conselleria ya ha instado a las compañías a mudar sus sistemas en conversaciones telefónicas, y ya antes de la data límite ya se hicieron recordatorios.

    Caso de que las compañías no corrijan, el Govern recurrirá "a cualquier mecanismo necesario". Por otra parte, el conseller ha comentado que las compañías marítimas sí están cumpliendo esta obligación.

    En paralelo, a preguntas de los medios, el conseller se ha referido a la conectividad de las Islas y la menor oferta de conexiones debido a la situación de la pandemia. Marí ha razonado señalando que "es muy complicado que la oferta se abra a cotas normales" cuando aún está en vigor el estado de alarma.


    Buscar
    Quizás te interese...