PALMA, 26 Mar.

       El regidor de Palma, José Hila, ha paralizado el cambio de nombres de calles impulsado para eliminar alusiones franquistas y ha pedido una asamblea urgente con el Govern para comprobar el censo elaborado por una comisión de especialistas, en tanto que es el que fuerza al consistorio a alterar los nombres.

       Así lo ha anunciado Hila a lo largo de un acto público este viernes en Palma. Exactamente, por la mañana estaba previsto el cambio de la plaza de la calle Toledo, una de las que había provocado polémica, y por último no se ha cambiado.

       Ahora, el Municipio queda a la espera de reunirse con el Govern para pedir que la comisión revise el censo y confirme que se deben mudar los nombres. Hasta este viernes se habían cambiado ya los nombres de la avenida Joan March y las calles Brunete, Alfambra y las de los almirantes Cervera, Gravina y Churruca.


    Buscar
    Quizás te interese...