IBIZA, 24 Jun.

    La prueba conduzco para reabrir el ocio nocturno va a tener sitio este viernes en el Hard Rock Hotel Ibiza con un aforo máximo de 1.500 personas.

    La Asociación Ocio de Ibiza y el Govern tirotear anunciaron últimamente las medidas que se proseguirán en el acontecimiento, optando por reducir el aforo a 1.500 personas y también señalando que va a ser obligatorio el empleo de mascarilla en todo instante.

    El circuito dispondrá de una zona de baile delimitada y el consumo de bebidas habrá de ser siempre y en toda circunstancia en mesa. El acontecimiento empezará a las 19.00 horas y concluirá a las 24.00 horas.

    Ocio de Ibiza apuntó que, como agradecimiento por su tarea, se va a facilitar en centros de trabajo una lista de convidaciones que van a deber cumplimentar los trabajadores esenciales que deseen acudir a la prueba. La convidación va a ser nominal, personal y también intransferible.

    OPERATIVA

    Todos y cada uno de los asistentes van a deber incluir sus datos personales y avisar si están vacunados, si disponen de una PCR negativa efectuada con 72 horas de antelación o bien si han pasado el coronavirus.

    Las personas que no cumplan ninguno de estos 3 requisitos van a deber someterse a un test de antígenos horas ya antes del comienzo del acontecimiento en un sitio habilitado.

    Una vez efectuado dicho test, se producirá un tique con un código QR que servirá para acceder al acontecimiento. El acceso al circuito se va a hacer de forma escalonada para eludir aglomeraciones.

    Hard Rock Hotel Ibiza dispondrá de personal de seguridad suficiente con el objetivo de velar por el cumplimiento de los protocolos de seguridad y, al tiempo, eludir la capacitación de conjuntos abundantes.

    Si bien el peligro de contagio es menor en los espacios abiertos, se incorporarán todas y cada una de las medidas higiénico sanitarias acordadas con el Govern, como la medición de temperatura, instalación de dispensadores de gel hidroalcohólico o bien la obligación de llevar mascarilla que solo se va a poder retirar para tomar.

    A este respecto, se habilitará una zona concreta a fin de que el público pueda adquirir la bebida en la barra sin aglomeraciones y acceder a un espacio delimitado con mesas donde se va a poder ingerir la bebida.

    Asimismo se habilitará una zona de baile con puntos de acceso y salida distinguidos en la que no va a estar tolerado consumir.

    Este espacio asimismo va a ser observado directamente por controladores de acceso.

    Además, se ha pedido la cooperación de las fuerzas de orden público para eludir aglomeraciones tanto al comienzo como al final del acontecimiento en los exteriores del circuito.

    SEGUIMIENTO POSTERIOR

    Desde Ocio de Ibiza han explicado a Europa Press que, tras el acontecimiento, realizarán un seguimiento siguiente de los asistentes, eminentemente de quienes se sometan al test de antígenos.

    Conforme sus cálculos, entre 400 y 500 personas van a deber someterse al test de antígenos previsto por la organización para acceder a la celebración.

    La entidad ha señalado que su objetivo es empezar después la época abriendo los locales con espacios exteriores y un aforo prácticamente del 100 por 100.

    Después, podrían reabrir los interiores de las grandes discos, probablemente con "limitaciones importantes".


    Buscar
    Quizás te interese...