PALMA, 27 Jun.

    El Govern, al lado del Consell y los municipios de Banyalbufar, Esporles y Valldemossa, ha reiterado su solicitud de declarar zona aciaga el terreno perjudicado por un 'cap de fibló' en la Serra de Tramuntana en el mes de agosto del año 2020.

    Conforme ha informado la Conselleria de Presidencia, Función Pública y también Igualdad, este domingo en una nota de prensa, el Govern, el Consell y los municipios de Banyalbufar, Esporles y Valldemossa trabajan de forma mancomunada para insistir en que se revise la declaración como zona gravemente perjudicada por urgencia de protección civil el terreno perjudicado por el 'cap de fibló' del mes de agosto de 2020, que causó daños en unas 733 hectáreas en estos 3 ayuntamientos.

    Concretamente, el Govern se ha comprometido a repetir la solicitud hecha en el pacto del Consell de Govern del 7 de septiembre de 2020 por la que se instaba al Consejo de Ministros a declarar una parte del territorio de la isla de Mallorca como zona perjudicada gravemente por una urgencia de protección civil como consecuencia del fenómeno meteorológico desfavorable del 29 de agosto de 2020.

    Además de esto, la administración autonómica y la insular han pedido, por medio de la Delegación de Gobierno en Baleares, una visita del directivo general de Protección Civil del Gobierno de España, Leonardo Marcos, a fin de que pueda conocer de primera mano de qué forma afectó el 'cap de fibló' a la zona y cuáles han sido las consecuencias de este.

    La reciente aprobación de un nuevo R. D. Ley, el 10/2021 de 18 de mayo, ha reafirmado las pretensiones de las instituciones de las islas y de los responsables municipales perjudicados para llevar a buen puerto la demanda de declarar la zona como gravemente perjudicada, debido al efecto del 'cap de fibló' sobre el medio natural y contra bienes raíces.

    De esta forma, esta regla ha habilitado a los entes públicos perjudicados por diferentes causas de inclemencia meteorológica, entre aquéllas que está el viento y los fenómenos ribereños, a poder ser adjudicatarios de ayudas económicas para mitigar los daños sufridos. Los perjudicados deben poder probar los daños sufridos por estas causas meteorológicas severas ocurridas desde abril de 2020, hecho que incluye lo ocurrido en el mes de agosto de 2020 en los 3 ayuntamientos de la Serra de Tramuntana.

    Por su lado, el Consell de Mallorca ha recordado que, para mitigar las consecuencias del 'cap de fibló', abrió una nueva línea de ayuda dirigida a los ayuntamientos perjudicados por el temporal, incluida en las subvenciones singulares del Consorcio Serra de Tramuntana.

    De esta manera, los ayuntamientos perjudicados por el 'cap de fibló' han tenido la posibilidad de financiar un tercer proyecto de 50.000 euros, mientras que el resto de ayuntamientos de la Serra han podido presentar 2 proyectos como máximo, uno con un valor de 50.000 euros y el otro, de 20.000 euros.

    Por esta vía, el Consell ha subvencionado el proyecto del municipio de Banyalbufar para arreglar los daños que causó el temporal en la zona de Ses Teulades y el iluminado del Port des Canonge. Banyalbufar asimismo ha pedido otro proyecto en el plan Mallorca Reacciona para la reparación de los daños ocasionados por el 'cap de fibló' en la iglesia de la Nativitat de Maria.

    Más tarde a la presentación de la convocatoria para los municipios, llevada a cabo en el mes de octubre, el Consell asimismo ha puesto en marcha una línea de ayudas de 180.000 euros dirigida a particulares y empresas agropecuarias dueñas de inmuebles o bien parcelas en Banyalbufar, Esporles o bien Valldemossa, los ayuntamientos más perjudicados por la catástrofe meteorológica.

    En conjunto han sido 31 --30 de particulares y una de una compañía-- las peticiones presentadas hasta la data de finalización de la convocatoria, en el mes de enero de 2021. Del total de 31 peticiones, 21 pertenecen al término municipal de Banyalbufar, mientras que las 10 sobrantes pertenecen 7 a Esporles y 3 a Valldemossa.


    Buscar
    Quizás te interese...