PALMA DE MALLORCA, 16 Nov.

    La Guarda Civil estudia la muerte de un anestesista del centro de salud Cánido Misses de Ibiza cuyo cuerpo sin vida ha sido hallado este lunes en su domicilio poco después de ser juzgado por abusos sexuales a 2 enfermeras y no se descarta que se trate de un suicidio.

    El juicio se había festejado en el Juzgado de lo Penal número 1 de Ibiza y había quedado visto para sentencia. La vista había sido a puerta cerrada debido a la restricción del aforo en la sala por las medidas impuestas para eludir contagios por el SARS-CoV-2.

    Las víctimas demandaban un par de años de prisión para el facultativo y una indemnización por daños morales de 5.000 euros para cada una de ellas.


    Buscar
    Quizás te interese...