PALMA, 13 Ene.

    El portavoz del Municipio de Palma, Alberto Jarabo, ha asegurado que reconoce que el cierre de bares, restaurants y gimnasios que entra en acción este miércoles es una medida "traumática" mas ha cuestionado "las formas" que adquirieron en ciertos instantes las manifestaciones de este martes.

    En una conferencia de prensa para presentar los pactos de la Junta de Gobierno, Jarabo ha reconocido el "tedio y el cansancio" tras un año de pandemia, mas ha subrayado que las limitaciones no se deciden "por capricho ni voluntad dañina" y que los gobernantes tienen "la obligación de conservar la salud y la vida de las personas".

    Con relación a ciertos instantes de tensión vividos este martes en Palma y a las concentraciones de personas sin respetar las distancias de seguridad, el portavoz municipal ha cuestionado las formas, ha destacado la relevancia de no producir situaciones que puedan derivar en contagios y ha condenado, además de esto, los insultos a cronistas. "Esto va de salvar vidas", ha concluido.


    Buscar
    Quizás te interese...