"La ley de contratos del ámbito público ha sido mortal para la investigación y la innovación"

    Señala que la UIB está "a la cola" en esmero presupuestario del gobierno autonómico entre las CCAA con una sola universidad pública

       PALMA, 20 Jun.

       El nuevo rector de la Universitat de les Illes Balears (UIB), Jaume Carot, se ha marcado entre sus primordiales desafíos al frente de la corporación dar estabilidad a las plantillas "que una universidad como la UIB se merece".

       "Para tener una universidad de calidad hay que tener plantillas estables", ha remarcado el rector, en una entrevista concedida a Europa Press tras tomar posesión del cargo esta semana.

       Carot ha insistido en su voluntad de afianzar las plantillas en un proceso "con el apoyo tácito del Govern" y "donde se tenga presente el relevo generacional", abarcando tanto al personal enseñante y también estudioso como al administrativo.

       Carot llega al cargo en un contexto con fuerza marcado por la pandemia de COVID-19, algo que, reconoce, "da un tanto de vértigo". No obstante, ha querido acogerse "al tópico de que las contrariedades son oportunidades". "Aspiramos a tener un impacto sobre la sociedad mayor del que ha sido hasta ahora, que no es nada despreciable", ha apuntado.

       El recién escogido rector ha abundado en esto remarcando que "hace 40 años no había ninguna referencia a Baleares en el mapa del conocimiento a nivel mundial". "El día de hoy estamos entre los 75 primeros del planeta en oceanografía, los 100 primeros en turismo... De cero a esto en 40 años, creo que hay que tenerlo en consideración y deseamos proseguir por este camino", ha subrayado.

       Por otro lado, el nuevo rector ha aceptado haber tenido "desacuerdos" con su precursor, Llorenç Huguet, aunque matiza que tienen una "genial relación" y que "el rol de rector es muy complejo". Como primordiales cambios que pretende impulsar bajo este nuevo orden apunta "centrar los sacrificios en aquello que ha de ser la universidad, un ecosistema productor y transmisor de conocimiento".

       Así, entre sus proyectos resalta "apostar por un programa de promuevo de la investigación más sólido y más financiado". "Sabemos de qué manera hacerlo y tenemos ideas", confía Carot.

    LA LEY DE CONTRATOS DEL SECTOR PÚBLICO "HA SIDO LETAL" PARA LA INVESTIGACIÓN

       La financiación de la universidad y el apoyo del Govern fueron temas recurrentes a lo largo de la campaña y en el acto de toma de posesión. Carot ha matizado que sus palabras no han sido "una crítica" al Ejecutivo autonómico, sino más bien "un análisis sereno y bastante incontestable".

       En este sentido, el nuevo rector se ha mostrado agradecido de que la aportación a la UIB haya aumentado cerca de un 40 por ciento desde el año 2015, aunque ha advertido que en concepto de esmero presupuestario esto supone un 1,34 por ciento, inferior al de otros años; un dato que sitúa a la UIB a la cola de las comunidades con una sola universidad pública.

       Además, Carot ha vuelto a insistir en la necesidad de que la financiación de la investigación deje de estar sosten a la ley de subvenciones. "La gente comprende realmente bien que la obra pública es inversión, ¿de qué manera no será inversión la investigación? Es aquello que deja que avancemos como sociedad y creemos riqueza", ha meditado.

       Se trata de una de las solicitudes que el rector dirigiría al Gobierno central, así como la de "sacar a las universidades de la ley de contratos del campo público". "Ha sido mortal para la investigación y la innovación", ha mantenido.

    Carot ha puntualizado que esto "no desea decir que la universidad no esté dispuesta a rendir cuentas", mas es preciso impulsar "una ley de financiación de la I+D+I y hacer las salvedades que correspondan a la ley de contratos del campo público".

    PARTICIPACIÓN DE LOS ESTUDIANTES

       Otro de los desafíos del nuevo rector es estimular la participación de todos y cada uno de los colectivos y, particularmente, de la vida estudiantil. Aparte de fomentar la creación de una comisión de participación y trasparencia --una de las primeras actuaciones que pretende acometer--, explica que desea "no hacer propuestas pensando en qué a los estudiantes les puede agradar, sino más bien de abajo a arriba": reunirse con los estudiantes y que estos sean quienes les transmitan "qué piensan que funcionaría".

       Asimismo, se plantea fomentar encuentros en formato mixto --presencial y videoconferencia-- entre el rector, la vicerrectora de estudiantes y los estudiantes, "todos y cada uno de los que quieran" y "sin intermediarios". "Un diálogo abierto, sobre qué les preocupa, qué va mal y qué va bien", ha añadido Carot.

    ESTUDIANDO LA SITUACIÓN DEL PROFESOR CONDENADO POR ACOSO

       Paralelamente, a lo largo de la entrevista Carot ha informado de que estudia con los servicios jurídicos la situación del catedrático condenado por acosar a otra profesora, suspendido de empleo y salario mas con la sanción en el aire mientras que se gestiona un recurso.

       "Es un tema que me ocupa y preocupa", ha señalado el rector, explicando que examinan si se puede "hacer algo desde cierto punto de vista rigurosamente administrativo".

    EL CATALÁN EN LA UIB

       Por otra parte, con respecto a la situación del catalán en la UIB, Carot ha recordado que "es la lengua propia de la universidad" y "cooficial al lado del español". "No podemos obligar a absolutamente nadie a charlar en una lengua en la que no desee hablar; no es cuestión de gustos, legalmente no podemos forzar a nadie", ha puntualizado.

       Con todo, el rector ha avanzado que prevén estudiar medidas para estimular el empleo del catalán en las facultades donde hoy en día es más minoritario.


    Buscar
    Quizás te interese...