PALMA, 9 Ene.

    La Sección Primera de la Audiencia Provincial juzga este lunes (09.45 horas) a una agente inmobiliaria por presuntamente estafar a una anciana en el trámite de adquiere de una residencia que, realmente, era propiedad de múltiples personas con lo que no podía ser vendida en su totalidad.

    Conforme el escrito de la Fiscalía, por necesidades económicas la víctima debió vender en 2018 su residencia frecuente con lo que asistió a la inmobiliaria de la acusada, que medió en una venta que se cerró por un coste de 80.000 euros.

    Tras haber quedado satisfecha con la venta, la víctima confió a la agente la adquisición de una nueva residencia a un menor costo. La agente le comunicó que disponía de una con un costo de 60.000 euros.

    No obstante, a lo largo del proceso de adquiere, conforme el escrito de la Fiscalía, la acusada engañó a la víctima, pues la residencia era heredada y propiedad de múltiples personas.

    De esta manera, en el último instante de la firma del contrato, la agente inmobiliaria cambió el documento y urgió a la víctima a firmarlo de forma rápida. En el último pacto constaba que se vendía la treceava parte indivisible de una residencia por un coste de 60.000 euros.

    Conforme el Fiscal, la acusada se aprovechó de la avanzada edad de la mujer, con escasos estudios y con contrariedades para leer y redactar. En el instante de asistir al notario para elevar a escritura pública se comprobó que la compra y venta no tenía relación con lo acordado.

    A lo largo del proceso de adquisición de la residencia, la víctima llegó a dar a la acusada en ingresos o bien talones más de 44.000 euros. El Fiscal solicita para la acusada 4 años de cárcel por un delito de estafa agravada y 4 años de inhabilitación para el ejercicio como agente inmobiliario.


    Buscar
    Quizás te interese...