Presuntamente, los asaltantes le mostraron fotografías de sus hijas conminando con matarlas si no les pagaba

    PALMA, 28 May.

    La Audiencia Provincial de Baleares ha fijado para el 11 de junio el juicio por el rapto a un hombre de Andratx, al que presuntamente 2 hombres, concertados con una puta que les facilitó el acceso a la casa, retuvieron y conminaron para obligarle a trasferirles grandes sumas.

    La vista festejada este viernes ha terminado sin pacto entre la acusación y las defensas. La Fiscalía solicita 14 años y medio de prisión para cada uno de ellos de los procesados por supuestos delitos de hurto con violencia, extorsión y detención ilegal.

    Conforme la Fiscalía, desde 2002 la mujer, de nacionalidad búlgara, sostenía encuentros sexuales con la víctima en el domicilio del denunciante. A mediados de 2019 la mujer se habría puesto conforme con los 2 coacusados, los dos de origen británico, a fin de que estos pudiesen entrar en la casa y lograr que el hombre les trasfiriese grandes cantidades de dinero.

    Presuntamente, en el mes de septiembre, en uno de estos encuentros, la mujer habría aprovechado que la víctima se daba una ducha para poner la música a un volumen elevado y abrir la puerta a los otros 2 hombres, que entraron con la cara cubierta con pasamontañas, guantes, botas y armaduras militares, y armados con machetes de importante tamaño.

    La Fiscalía narra que sacaron al hombre de la bañera por la fuerza y lo llevaron al dormitorio sin que pudiese oponer resistencia. Tras aislarlo separando el PC y los teléfonos móviles, aparentemente le exhibieron fotografías de sus hijas menores, de su ex- mujer y del sitio donde vivían, amenazándole con matarlas si no les entregaba todo el dinero que tuviese en la casa.

    Siguiendo con la versión de la acusación, además de esto lograron que hiciese una trasferencia inmediata de 150.000 euros, y de 6.000 euros mensuales a la cuenta de la mujer, advirtiéndole de que le torturarían y matarían, a él y a su familia, si no efectuaba los pagos.

    El hombre estuvo retenido a lo largo de más o menos una hora. El acontencimiento le provocó un síndrome afín a un infarto de miocardio, que precisó de ingreso en un centro de salud, conforme recoge el fiscal.

    Aparte de la solicitud de prisión, la Fiscalía pide una indemnización para la víctima de 134.700 euros y 300 libras esterlinas por el dinero robado, y 12.392,21 euros por los daños físicos y morales.


    Buscar
    Quizás te interese...