PALMA, 22 Mar.

    La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares juzgará este miércoles a una vieja trabajadora de la Cruz Roja acusada de substraer 13.800 euros de la caja de seguridad.

    La Fiscalía solicita para ella un año de cárcel por un delito de robo, o bien de forma alternativa por un delito de apropiación incorrecta. Se trata de una mujer de 53 años, que había sido contratada como ayudar administrativa por la Organización no Gubernamental.

    La Fiscalía le acusa de haber usado las llaves que le habían facilitado por su trabajo para substraer el dinero, entre los meses de agosto y septiembre de 2019. La mujer fue detenida en el mes de octubre.


    Buscar
    Quizás te interese...