PALMA, 25 Mar.

    La Audiencia Provincial de Baleares ha rebajado a 2,7 millones la indemnización a Activa por los daños y perjuicios ocasionados por las 2 paralizaciones y el retraso de las obras del hotel y del Palacio de Congresos de Palma.

    La sentencia, que la ha dado a conocer este jueves el Municipio de Palma en una nota de prensa, reduce de esta manera el pago en un 80 por ciento puesto que en primera instancia la cantidad era de 13,8 millones.

    Específicamente, de los 13,8 millones de euros que suponía la sentencia en primera instancia de noviembre de 2020, se reduce con esta nueva resolución judicial tras el recurso interpuesto por la sociedad Palacio de Congresos, a 2,7 millones de euros, lo que supone una rebaja muy significativa sobre las intenciones iniciales de Activa, que Cort ha recordado, se ubicaban en 25 millones de euros.

    La regidora de Turismo, Sanidad y Consumo y presidente del Consejo de Administración del Palacio de Congresos, Elena Navarro, ha mostrado "la satisfacción" del equipo de gobierno por el resultado del recurso.

    De esta forma, Navarro ha indicado que estaban persuadidos de que las indemnizaciones sobre daños y perjuicios pretendidas por Activa y la primera resolución judicial "eran infundadas y totalmente sobredimensionadas". "En nuestro recurso ha quedado probado que teníamos razón", ha subrayado.

    En síntesis la Sala establece que no hay responsabilidad del Palacio de Congresos con relación a la primera paralización de las obras, entre el 29 de mayo de 2009 y el 29 de noviembre de ese año, admitiendo las tesis que defendía Palau de que no había relación establecido entre las partes y que jamás hubo reclamación ni a la subrogación.

    Sobre la segunda paralización de las obras, que se generó entre el 25 de julio de 2012 y el 22 de julio de 2014, no se acepta la pericial de la desfavorable y admite solamente el que se aceptó por la parte de los peritos del Palau, concretamente poco más de 80.000 euros.

    Por contra sí se incluyen los gastos generales generados a lo largo de la paralización, mas no conforme con los cálculos del perito de Activa, sino más bien desde lo que efectuó subsidiariamente el perito de Palau, considerablemente más ajustado. Específicamente 1.783.765 euros.

    A esto hay que sumar asimismo, los previsibles sobrecostes en mantenimiento y reparaciones por el paro en las obras, si bien asimismo en un caso así se reduce a más de la mitad, tomando como referencia el informe que efectuó en su día la dirección facultativa, esto es, 441.700,06 euros.

    Por último, en la resolución se incluye el costo del seguro, que asciende a poco más de 400.000 euros, como rechaza toda responsabilidad del Palau a la demora que se pretendía atribuir a la finalización de la obra. A esta sentencia cabe por Activa recurso de casación.


    Buscar
    Quizás te interese...