PALMA, 28 Mar.

    El presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Baleares, Domingo Bonnín, ha alertado de que la basura marina en el Mediterráneo "es un inconveniente de Europa mas no solo lo debe atajar Europa".

    De esta forma se ha expresado Bonnín en declaraciones a Europa Press, al hilo de la votación, esta semana en el Parlamento Europeo, de un informe sobre medidas para reducir la basura marina.

    Los eurodiputados aconsejan apostar por la economía circular y proponen la recogida de basura marina por la parte del campo pesquero, para lo que plantean sistemas de apoyo y también incentivos por la parte de las instituciones. Asimismo solicitan una mejora del diseño de las artes pesqueras y fomentar su reciclaje.

    Bonnín ha expresado la predisposición de los pescadores de las Islas a cooperar en esta labor, aunque ha insistido en que la responsabilidad no se puede cargar solamente sobre sus hombros.

    En este sentido, el representante de las Cofradías de Pescadores ha pedido que los reglamentos europeos tengan presente "la realidad de los puertos" y las peculiaridades de las flotas de cada zona.

    Para Bonnín, los incentivos propuestos por el Parlamento europeo "deben ser reales" y deben amoldarse a la realidad de los puertos, facilitando las sinergias con los pescadores y promoviendo la coordinación entre instituciones. "La administración habitualmente está lejísimos de la realidad", ha lamentado.

    Por otra parte, Bonnín ha remarcado que los pescadores no dejan restos de artes de pesca en el mar de forma voluntaria y que cuando esto ocurre supone asimismo "una desgracia" para el pescador por la pérdida económica. También, ha pedido meditar sobre los daños derivados de depuradoras, desaladoras y potabilizadoras, asegurando que suponen un impacto mayor.

    Del mismo modo, el presidente de la Federación de Cofradías ha incidido en que la conservación del medio marino repercute asimismo en beneficio de los propios pescadores.

    Con todo, Bonnín ha recordado que el Mediterráneo "es un mar cerrado" y que si bien se marque una legislación "férrea" en Europa, hay que tener en consideración la actividad de los países que limitan por el sur.

    3 KG DE PLÁSTICO POR CADA KM2

    Una investigación de estudiosas del Centro Oceanográfico de Baleares examinó en 2020 diferentes aspectos relacionados con la presencia de basura marina en áreas del mar tirotear. Los datos conseguidos patentizan la presencia de basuras marinas en la plataforma continental y el talud del mar abalear.

    Tras el vidrio, los plásticos son la segunda fracción de basuras marinas más rebosantes, con más o menos 3 kilogramos de plástico por cada quilómetro cuadrado de superficie. El estudio advirtió ingesta de microplásticos en el 45 por ciento de las especies estudiadas.

    Por otra parte, un informe de Oceana publicado el pasado noviembre alertaba de la singular vulnerabilidad de la costa mediterránea frente a la acumulación de plásticos, singularmente en la zona tirotear por la existencia del Parque Nacional de Cabrera.

    En tal informe se especifican las conclusiones de expediciones de Oceana en el escarpe Emile Baudot -que incluye prácticamente 300 quilómetros de lecho marino desde el sur de Formentera hasta Menorca-. Los restos hallados son esencialmente de origen terrestre -bolsas, botellas, vasos...-, si bien asimismo contiene restos de actividades de pesca y tráfico marítimo.

    EL 50 por ciento DE RESIDUOS RECOGIDOS EN VERANO DE 2019 FUERON PLÁSTICOS

    El 49,6 por ciento de los restos recogidos por el Servicio de Limpieza del Litoral del Govern tirotear en 2019 fueron plásticos. En detalle, se recogieron 66.283,98 kg de restos, de los que 32.938,59 kg eran plásticos. El resto fue madera (21,80 por ciento ), flora (12,69 por ciento ), orgánico (10,46 por ciento ), aceite (0,11 por ciento ) y otro género de basuras (5,35 por ciento ).

    Por islas, en Mallorca se recogieron 42.011,04 kg; en Menorca, 12.673,50 kg; en Ibiza, 9.634,75 kg, y en Formentera, 1.964,69 kg.

    La zona donde se halló más plástico entiende la costa noreste de Mallorca y la costa sur de Menorca. En Muro, el 89 por ciento de los restos recogidos eran plásticos; en Alcúdia, un 85 por ciento, y en Sant Llorenç lo eran un 84 por ciento. En Menorca las proporciones más altas se dieron en Sant Lluís (73 por ciento ), Alaior (70 por ciento ) y Es Migjorn (70 por ciento ).


    Buscar
    Quizás te interese...