La partida de ayudas para las personas en situación de dependencia aumenta un 42 por ciento

    PALMA DE MALLORCA, 7 Nov.

    La Conselleria de Temas Sociales y Deportes, que dispondrá en 2021 de un presupuesto de 244.855.341 euros, que supone un aumento del 13,5 por ciento respeto a la partida presupuestaria del año vigente, destinará 124 millones de euros a Dependencia y sostendrá una partida de 20 millones de euros para la Renta Social Garantizada (Resoga), para dar contestación a las necesidades sobrevenidas por la COVID-19.

    Conforme ha informado la Conselleria este sábado en nota de prensa, su partida de un total de 244.855.341 euros que recoge el Proyecto de Presupuestos de la Comunidad Autónoma es la que más aumenta de forma porcentual, con el objetivo de asistir a los más frágiles.

    Específicamente, la de Dependencia se ha transformado en la partida primordial de la Conselleria, que ha recordado que su apuesta por el servicio a esta área ha sido "crucial" los últimos 5 años y, de ahí que, ha incidido, sostiene el ritmo incesante de desarrollo de esta partida.

    UN TOTAL DE 46 MILLONES DE DEPENDENCIA A AYUDAS ECONÓMICAS MENSUALES

    De cara al próximo año 2021, del total de 124 millones de euros de dependencia 46 se destinarán de forma directa a abonar aquellas ayudas económicas que reciben mensualmente las personas dependientes, lo que supone 13,5 millones más que en este año 2020 cuando se destinaron 32,5 millones. El aumento es del 42 por ciento . En la actualidad reciben esta prestación cerca de 17.000 personas.

    A este respecto, la consellera de Temas Sociales y Deportes, Fina Santiago, ha explicado que "las personas mayores y quienes padecen discapacidad son un colectivo perjudicado de manera permanente mas a causa de la COVID-19 se ha visto aún más su vulnerabilidad. En consecuencia una buena parte de este incremento económico va a ir dirigido a este colectivo".

    OTRAS AYUDAS PARA PERSONAS EN SITUACIÓN DE DEPENDENCIA

    La Conselleria ha adelantado, además de esto, que aquellas personas que se encuentran en situación de dependencia asimismo pueden percibir el servicio de ayuda a domicilio, una partida que este año va a aumentar 300.000 euros, sin olvidar la inversión en teleasistencia que sube 454.737 euros con la pretensión de llegar a poner 100.000 terminales en los hogares de estas personas.

    Asimismo, ha señalado que la Dirección general de Atención a la Dependencia sostendrá todos y cada uno de los servicios públicos y concertados y medrará en partidas como la de los servicios de atención a personas con inconvenientes de Salud Mental en prácticamente 600.000 euros.

    RENTA SOCIAL GARANTIZADA

    Por otra parte, en lo que se refiere a la Renta Social Garantizada (Resoga), la Conselleria ha hecho hincapié en que absorberá una buena parte de su presupuesto global. A pesar de que desde este año 2020 existe el Ingreso Mínimo Vital (IMV) impulsado por el Estado, esta partida se sostiene en 20 millones de euros para dar cobertura a todas y cada una de las situaciones sobrevenidas que se puedan dar debido a la COVID-19 y que la prestación estatal aún no cubre.

    En este sentido, la consellera Fina Santiago ha explicado que "pese a que haya la IMV el presupuesto no baja. La Conselleria tiene estos 20 millones con los que ha trabajado en 2020 para continuar dando cobertura a las necesidades que no cubra este importe mínimo vital".

    "Yo creo que el Govern manda un mensaje clarísimo que, por medio de Salud, Educación y Temas Sociales, el estado del bienestar se debe sostener en la comunidad autónoma", ha asegurado.

    En este apartado de la dirección general de Servicios Sociales se sostienen todos y cada uno de los servicios públicos y concertados, como por poner un ejemplo las subvenciones para entidades destinadas a programas de lucha contra la pobreza y unas políticas claves en instantes críticos como los que se viven este año por las consecuencias de la pandemia.


    Buscar
    Quizás te interese...