El incremento de peticiones refleja el impacto de la pandemia en los autores y el incremento del ritmo de creación

    PALMA, 6 Ene.

    La oficina provincial del Registro General de la Propiedad Intelectual de Baleares, gestionada por la Delegación de la Presidencia para la Cultura en Ca n'Oleo, ha anotado 500 obras originales a lo largo de 2020, el mayor número de los últimos tiempos y un 12,2 por ciento más que en 2019.

    Conforme ha señalado la Conselleria de Presidencia, Cultura y también Igualdad en una nota de prensa, este año, y pese a los meses de cierre a lo largo del confinamiento, se ha producido un resaltable incremento de peticiones, hecho que refleja el impacto de la pandemia en los autores de las Islas y el mayor ritmo de creación.

    En 2020 las obras presentadas para su inscripción se han distribuido entre 243 obras literarias, 20 obras tráficas, 47 obras científicas, 2 obras audiovisuales, 6 obras artísticas, 165 composiciones musicales, un programa informático, 15 obras técnicas, una base de datos y una foto.

    En lo que se refiere a la isla de vivienda de las personas que han hecho la petición 457 son de Mallorca, 12 de Menorca, 23 de Ibiza y 5 de fuera de Baleares.

    Sobre el género de las personas demandantes, más o menos el 65 por ciento son hombres y el 34 por ciento mujeres.

    El Registro General de la Propiedad Intelectual se encuentra regulado por el Real decreto 281/2003, de 7 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del Registro General de la Propiedad Intelectual (BOE núm. 75, de 28/03/2003); es único en todo el territorio estatal y está integrado por los registros territoriales (establecidos y gestionados por ciertas comunidades autónomas) y el Registro Central, que es parte de la Administración General del Estado y depende del Ministerio de Cultura y Deporte.

    El Registro Central tiene oficinas en todas y cada una de las capitales de provincia de las comunidades autónomas que no tienen registro territorial (de qué forma es el caso de Baleares), oficinas donde se pueden presentar las peticiones de inscripción.

    Este Registro es público y oficial y se pueden anotar los derechos de propiedad intelectual de los autores sobre las creaciones originales literarias, artísticas o bien científicas. La inscripción forma una prueba cualificada para la protección de estos derechos, si bien no es obligatorio registrar para resguardarlos.


    Buscar
    Quizás te interese...