PALMA, 17 Jun.

    Baleares cerró el primer trimestre de 2021 con una caída del Producto Interior Bruto del 19,9 por ciento respecto del mismo periodo del año precedente, conforme revela el informe de coyuntura 'Evolución Económica' que ha hecho público, este jueves, la presidente de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), Carmen Lisas.

    Con este comportamiento, las Islas suman 3 trimestres sucesivos de moderación de la carga negativa, apoyados en una mejora del porcentaje de indicadores de actividad representativos que se aceleran y la consolidación de los que han devuelto su evolución al terreno positivo.

    Conforme con el informe de CAEB, los indicadores de actividad más recientes muestran 2 tendencias claras: una progresiva aceleración que se ha extendido entre todos y cada uno de los componentes de oferta, que no ha impedido que la caída de la actividad con respecto a los niveles anteriores a la pandemia prosiga siendo muy voluminosa, y unas esperanzas de normalización más inminentes en la industria y la construcción que en los servicios.

    Por islas, Menorca, merced a un mejor comportamiento en el control sanitario y a su mayor diversificación productiva ha anotado, nuevamente, la menor contracción de la actividad. En concreto, la estimación avance para el primer trimestre señala que la economía menorquina ha reculado a un ritmo interanual del 17,3 por ciento , un cómputo menos desfavorable que los de Mallorca, Ibiza y Formentera.

    Conforme CAEB, ante el comienzo de la desescalada, el tejido empresarial se halla trazando un hoja de ruta de cara a los próximos meses. La patronal apunta que la evolución de las economías del planeta más avanzadas en este proceso confirma que es posible fundamentar una restauración sólida con 3 factores: el apoyo a las rentas desde estímulos fiscales, la reapertura de la actividad y la aceleración del ritmo de vacunación.

    DATOS ECONÓMICOS "DUROS"

    La presidente de CAEB ha señalado que "los datos no se pueden interpretar de otra forma que como unos datos duros", por el hecho de que manifiestan una caída del 19,9 por ciento que se sobrepone al descenso del 4,5 por ciento que registró la economía abalear en el primer trimestre de 2020". Con todo, Llanas ha añadido que "para los próximos trimestres, y si bien todavía hay un enorme componente de inseguridad, es previsible que la economía abalear evolucione reflejando datos más positivos".

    "No obstante, no podemos olvidar que van a ser datos equiparados con los registrados el año pasado, que fue deplorable para Baleares, desde el instante en que registramos la áspera caída en forma de gruta vertical anotada desde el segundo trimestre de 2020", ha aclarado Lisas, quien ha señalado que "este hecho puede crear un cierto espejismo de optimismo por el efecto base tan negativo anotado el año pasado en el que el Producto Interior Bruto tirotear cayó más del doble que el de la media nacional".


    Buscar
    Quizás te interese...