BRUSELAS, 28 Abr.

    El pleno del Parlamento Europeo ha adoptado formalmente el pacto comercial y de colaboración que fija las bases de la nueva relación entre la UE y R. Unido tras la salida de este del club comunitario, un régimen que se aplica de forma provisional desde enero mas que precisaba del visto bueno de los eurodiputados para su ratificación terminante.

    "Pese a la resolución del R. Unido de desamparar nuestra Unión, proseguimos compartiendo nudos profundos y durables, valores, historia y cercanía geográfica. Está en el interés común que esta nueva relación funcione", afirmó el presidente de la Eurocámara, David Sassoli, tras la votación que tuvo lugar el martes a última hora mas cuyo resultado no se ha anunciado hasta el día de hoy.

    El pleno ha dado por último su permiso con una extensa mayoría de 660 votos a favor, 5 votos en contra y 32 abstenciones, conforme ha anunciado el propio Sassoli al comienzo de la jornada parlamentaria de este miércoles.

    Las comisiones de Exteriores y de Comercio Internacional ya habían dado su visto bueno al pacto por el hecho de que estiman que es la opción mejor para eludir el caos tras la rotura y pues piensan que ofrece instrumentos legales suficientes para asegurar una relación justa y equilibrada, por servirnos de un ejemplo asegurando exactamente las mismas condiciones en materia de competencia.

    No obstante, los eurodiputados se resistieron hasta el último instante a programar la votación en el plazo requerido --la aplicación temporal del pacto expira esta semana-- por la falta de confianza que produce el Gobierno británico, por sus incumplimientos de las disposiciones del Tratado de Retirada.

    El Ejecutivo británico de Boris Johnson decidió de forma unilateral postergar hasta octubre el control aduanero que debía aplicar ya desde este abril a las mercaderías que viajen desde G. Bretaña cara Irlanda del Norte, conforme a lo pactado entre Londres y Bruselas en el pacto de divorcio.

    De ahí que, los conjuntos políticos en la Eurocámara han dado su visto bueno al acuerdo mas alertado de que la corporación observará que no se generan más incumplimientos o bien que, en el caso de que ocurran, la UE actúa de forma apropiada.

    "La ratificación es esencial pues nos va a dar las herramientas para asegurar que se cumple por las dos partes. Asimismo pues va a dar soluciones pragmáticas cuando las necesitemos", resaltó la presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, a lo largo de un discute con los eurodiputados el martes, horas ya antes de la votación y cuando se cumplían 4 años desde el momento en que Londres avisó formalmente a la Unión Europea su resolución de desamparar el club.

    La UE ve una violación del Derecho internacional por la parte de R. Unido en el aplazamiento de la aplicación del Protocolo de Irlanda anexo al pacto de salida, razón por la que Bruselas ha empezado un procedimiento de infracción que podría terminar con Londres frente al Tribunal de Justicia de la Unión Europea si las partes no consiguen solucionar la disputa.

    "Proseguiremos de cerca la aplicación tanto de este nuevo tratado como del Pacto de Retirada. No admitiremos ningún retroceso por la parte del gobierno del R. Unido en los compromisos que ha asumido", informó Sassoli tras el voto.


    Buscar
    Quizás te interese...