PALMA, 19 May.

       La Fiscalía de Baleares volverá a oponerse a sostener el toque de queda y las restricciones a encuentros sociales en espacios privados en la Comunidad, medidas aprobadas el pasado lunes por el Consell de Govern y remitidas al Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) para su autorización.

       Así lo ha explicado el fiscal superior de Baleares, Bartolomé Barceló, en declaraciones a los medios a las puertas del TSJIB. La Fiscalía sostiene exactamente los mismos razonamientos que en el procedimiento precedente, en el que el Tribunal dio luz verde a las medidas del Govern de Francina Armengol: el Ministerio Público comprende que estas limitaciones vulneran derechos esenciales y que no procede adoptarlas sin el paraguas legal del estado de alarma.

       El fiscal ha recordado que esta vez sí va a caber el recurso de casación, que recaería en el fiscal de sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo. En el procedimiento de autorización precedente no se pudo recurrir frente al Supremo por el hecho de que el decreto que habilitaba esta vía no había entrado en vigor cuando se aprobaron las medidas.


    Buscar
    Quizás te interese...