PALMA, 28 Abr.

    La Fiscalía ha decidido sostener la solicitud de 12 años de prisión para el trabajador de un pub de Magaluf acusado de homicidio por una agresión a un cliente del servicio, y de un año y 8 meses de cárcel para el encargado del local acusado de encubrimiento.

    Este miércoles, en el juicio que se festeja en la Audiencia Provincial con un Jurado, la Fiscalía ha introducido ciertas modificaciones menores en su escrito de acusación inicial, sosteniendo la calificación de los delitos y las penas de cárcel que pide.

    La Fiscalía asimismo pide una indemnización para los progenitores y también hijos del fallecido, mas ha suprimido la indemnización que solicitaba para su exmujer tras comprobar en el juicio que estaban legalmente separados ya antes de la muerte del hombre.

    El acontencimiento tuvo lugar la madrugada del 27 de abril de 2018 en Magaluf, en el local donde trabajaba el primordial acusado, en la zona de Punta Ballena. La víctima es un ciudadano británico de 30 años que se hallaba de vacaciones en Mallorca.

    La Fiscalía recoge en su escrito que el hombre sacó a golpes y empujones al joven del bar, que le dio un puñetazo que lo tumbó, y que una vez en el suelo le dió una fuerte patada en la cabeza. La víctima ingresó en coma en son Espases y murió unos días después tras una complicación en la cirugía intracraneal.

    A lo largo del juicio, el acusado reconoció haber dado una bofetada a la víctima, mas negó ser el creador de la patada mortal. La defensa asegura que fue una tercera persona quien dió la patada, desde las imágenes de las cámaras de videovigilancia.

    La Fiscalía asimismo apunta al encargado del local por encubrir el asesinato , acusándole de haber negado frente a la Policía y la Guarda Civil que supiese nada de la agresión y de haber afirmado que el sistema de grabación del bar estaba estropeado.

    El hombre rechazó haber dicho tal cosa. Conforme su versión, en una de las ocasiones en las que fue a declarar a la comisaría, charló por teléfono con un técnico con la opción de manos libres activada a fin de que los agentes lo pudiesen percibir, y fue el técnico quien afirmó que había un inconveniente con las cámaras.


    Buscar
    Quizás te interese...