PALMA, 27 Abr.

    La habilitación de hasta 36 camas en las últimas horas en Son Espases ha tolerado "calmar si bien no corregir", por el momento, la presión sobre el Servicio de Emergencias constatado desde este lunes.

    Conforme han explicado fuentes del centro hospitalario, tras advertirse un aumento de las llegadas de personas a Emergencias hasta niveles más propios de los niveles precedentes a la pandemia --este lunes se atendió a 403 personas cuando la media hasta el momento era de unos 300 pacientes diarios-- se habilitaron 6 camas el día de ayer y 30 más durante este martes, que han tolerado relajar en determinada medida la presión.

    No obstante, desde Son Espases no se han facilitado aún cifras de pacientes atendidos en Emergencias este martes puesto que lo común, han explicado, es que la presencia de personas en el servicio vaya incrementando durante el día, en especial por la tarde.

    Desde Son Espases explican la saturación de las últimas horas por 2 razones, eminentemente. La primera sería un incremento de demandas del servicio de emergencias en sí, que respondería a múltiples factores. La segunda, el aumento de la actividad quirúrgica, limitada en los periodos más exigentes de la pandemia a las actividades improrrogables y oncológicas, y la consecuente necesidad de camas.

    La suma de estos 2 factores ha provocado que muchos pacientes tuviesen que aguardar para contar con de una cama.

    Por su lado, fuentes del IBSalut han subrayado en declaraciones a Europa Press que esta situación se ha dado solamente en el centro de salud de referencia y han destacado la "normalidad" de las cantidades de personas aguardando en Emergencias en otros centros de salud.

    De esta forma, por poner un ejemplo, conforme han apuntado exactamente las mismas fuentes, este mediodía había 18 personas aguardando para ser atendidas en Son Llàtzer y 7 Inca, cifras bajas, conforme han señalado.


    Buscar
    Quizás te interese...