Numerosas personas se han sumado a la marcha a pie, infringiendo las indicaciones de las autoridades

    PALMA, 22 Ene.-

    La manifestación motorizada para protestar contra el cierre de la hostelería ya empieza a disolverse tras llenar el recorrido, de unos 6 quilómetros, tras arrancar cara las 11.00 horas frente al Parc de la Mar.

    En el Consolat de Mar se hallan ciertos participantes de la manifestación a pie y organizadores de la convocatoria aguardando a que concluya el acto. Entre ellos figura el promotor del movimiento #YoteApoyo, Víctor Sánchez, saludando los vehículos que hacen sonar sus bocinas al pasar por Camino Sagrera -donde el tráfico es ya fluido-.

    Las proximidades del Consolat se hallan valladas por el riesgo de caída de palmeras, y protegidas por una esencial presencia policial. Cabe rememorar que 4 palmeras han caído por el fuerte viento que ha soplado al principio de la marcha.

    La marcha se ha citado para protestar contra las limitaciones por el COVID-19 que han implicado el cierre de miles y miles de negocios de hostelería -aunque profesionales de otros campos han participado- y demandar más ayudas.

    Con todo, asimismo han participado otros colectivos, como negacionistas. En el Consolat de Mar una persona ha hecho sonar mediante un altífono un alegato en el que se aseveraba que "las vacunas matan" o bien que el confinamiento es "injustificado", entre otras muchas consignas.

    MANIFESTANTES A PIE

    La concentración ha arrancado este viernes pasadas las 11.00 horas frente el Parc de la Mar, a la altura de la Catedral de Palma, con cerca de unas 400 personas a pie en los aledaños, aunque se calcula que esta cantidad inicial ha ido incrementando conforme avanzaba la jornada.

    En declaraciones a IB3 TV, recogidas por Europa Presss, la encargada del Gobierno en Baleares, Aina Pelado, ha adelantado que participaban 400 personas a pie y 200 turismos, según las cifras temporales en un instante más inicial de la marcha. Víctor Sánchez calcula que cuando menos unos 500 turismos se habrían sumado a la queja.

    La manifestación había sido autorizada por la Delegación del Gobierno a condición de que se hiciese en vehículo y sin bajarse de los automóviles, para cumplir con las medidas de seguridad por el COVID-19. No obstante, numerosas personas se han sumado a pie, con pancartas y haciendo sonar cacerolas, al grito de 'Armengol dimisión'.

    De hecho, al comienzo de la marcha un conjunto de participantes de la manifestación a pie ha invadido la calzada con una pancarta, ignorando las indicaciones de la Policía. Ciertos asistentes se han subido a la medianera que aparta los 2 sentidos de la circulación.

    Más tarde una fuerte ráfaga de viento ha soplado sobre los participantes de la manifestación, acompañada de lluvia, obligándoles a recular.

    Durante el recorrido, los participantes de la manifestación han recibido apoyo de ciertos ciudadanos que paseaban por el centro de la urbe o bien que se han asomado a los balcones para aplaudirles y saludarles. Al pasar por delante de los juzgados de Palma, se han podido percibir chillidos de "libertad" o bien "Armengol a prisión".

    INSULTOS A PERIODISTAS DE IB3

    Al igual que ocurrió en la concentración de la semana pasada, los asistentes han vuelto a reprender a cronistas de IB3 acusándoles de "manipulación". Un articulista ha explicado que aun les han escupido.

    Por otro lado, a la concentración se han incorporado representantes de Vox Baleares, que han saludado a uno de los promotores de la movilización, Víctor Sánchez, para mostrarle su apoyo. El portavoz de Vox en el Parlament tirotear, Jorge Campos, ha asegurado que es una queja "justa" y "necesaria" que "debería repetirse constantemente".

    En declaraciones a los medios, ha afirmado que "la gente no puede más y ha dicho basta". "Acá existen muchas familias arruinadas, que no pueden proseguirse de este modo. No se puede obligar a la gente a cerrar sus negocios si dar ayudas o dar unas ridículas", ha criticado.

    EL PROMOTOR AFIRMA QUE ES UNA MARCHA "APOLÍTICA"

    Al respecto, Víctor Sánchez ha asegurado que "cualquiera que desee respaldar la movilización va a ser bienvenido" si bien ha remarcado que "esta manifestación es apolítica".

    "No tenemos partidos ni colores, lo que deseamos es trabajar, en el momento en que nos lo están prohibiendo", ha enfatizado Sánchez, quien ha hecho hincapié en que "se espera que tras esta marcha el Govern se movilice y conceda una amnistía temporal a fin de que las ayudas anunciadas lleguen a todos".


    Buscar
    Quizás te interese...