PALMA DE MALLORCA, 30 Oct.

    La incidencia amontonada de la COVID-19 en los últimos 14 días en el conjunto de Baleares se ha aumentado, pasando de 140,9 casos por 100.000 habitantes de 19 de octubre a los 192,4 que se han registrado el 26 de octubre, conforme ha apuntado el nuevo informe del Servicio de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública y Participación.

    Conforme los datos publicados este viernes, recogidos en una nota de prensa, este nuevo estudio técnico comprueba que, tal como ocurrió la semana pasada, prosigue la tendencia en alza de la incidencia del coronavirus en Baleares.

    La tasa medra en todas y cada una de las islas. De este modo, Ibiza, en una semana, pasa de 173,7 casos por cada 100.00 habitantes a 242,2 (con 358 nuevos diagnósticos en 14 días), Formentera de 8,3 a 33 (con 4 casos), Mallorca de 143 a 193,7 (con 1.736 diagnósticos positivos en las últimas un par de semanas), y Menorca de 86,7 a 122,1 casos por cada 100.000 habitantes tras advertir 114 positivos en un par de semanas.

    También, entre los datos facilitados en este estudio figuran las tasas de incidencia amontonada por ayuntamientos y por zonas básicas de salud. Estos datos pueden cambiar respecto de las que ofrece a diario la Conselleria de Salud y Consumo y que tienen como referencia la positividad de las pruebas PCR, indicador que asimismo se considera válido para tener información diaria de la evolución de la pandemia de COVID-19.

    Por ayuntamientos, el que registra una mayor incidencia por cada mil habitantes (contando el total de casos registrados hasta el 28 de octubre) es Ibiza con una tasa de 26,31, seguido de Palma con 21,4, Sant Antoni de Portmany (16,84), Marratxí (16,75), Alaró (16.69), Santa Maria (16,27) y Sant Joan (15,65).

    Por contra, los menos perjudicados fueron Fornalutx (0), Ferreries (0,63), es Migjorn (1,42) o bien Santa Eugènia (2,56). En el caso de los ayuntamientos de Mallorca no se han incluido los casos registrados en viviendas geriátricas.

    Por zonas básicas de salud, el Servicio de Epidemiología hace una comparativa entre los diagnósticos entre la semana del 13 al 19 de octubre y la del 20 al 26 de octubre que manifiesta que se ha registrado un aumento de diagnósticos de una semana a otra en 41 de las 58 zonas básicas de Baleares. La que ha registrado un incremento más acusado de casos ha sido Manacor, que ha detectado 83 más que la semana precedente.

    En conjunto, desde el principio de la pandemia y hasta el 28 de octubre, el Servicio abalear de Epidemiología ha ratificado 18.213 diagnósticos positivos de SARS-CoV-2 en la comunidad: 2.589 en Ibiza, 147 en Formentera, 14.928 a Mallorca y 549 en Menorca.

    Un 68,16 por ciento (12.414) de los diagnosticados han presentado síntomas, al paso que un 31,84 por ciento (5.799) han sido asintomáticos. 200 han sido clasificados como casos llegados de otras comunidades autónomas y 108 importados de otros países.

    820 han sido usuarios de viviendas geriátricas y 932, sanitarios. 366 muertes han sido ratificadas como causa de la COVID-19 hasta el momento en que se cerró la preparación de este informe.

    El informe de Epidemiología asimismo hace un análisis completo del perfil de personas perjudicadas. Establece que la enfermedad ha perjudicado prácticamente igual a mujeres (9.338 casos, 51 por ciento del total) y a hombres (8.8755 casos, 49 por ciento del total) y que, por conjuntos de edad, los más abundantes prosiguen siendo las personas de entre 30-39 años (3.275), seguidos de los de 40-49 (3.266) y de 20-29 (2.970).

    Del total de casos detectados, la mayor parte (un 49,8 por ciento ) tenían entre 20-49 años, un 23,8 por ciento tenían entre 50 y 69 años, un 17 por ciento eran menores de 19 años y un 9,4 por ciento mayores de 70 años.

    271 BROTES DETECTADOS

    El informe 23 elaborado por el Servicio abalear de Epidemiología asimismo ha ampliado la información que ofrece con respecto a los brotes de COVID-19.

    Hasta la publicación del estudio, en Baleares se han detectado hasta 271 desde el principio de la pandemia. En suma, se han diagnosticado 1.979 casos positivos asociados (más o menos el 11 por ciento del total). El 47 por ciento de estos casos (927) presentó síntomas.

    Un 35 por ciento de los brotes (94) fueron de campo familiar, un 21 por ciento (58) fueron producidos debido a asambleas sociales y un 14 por ciento (38) eran de campo laboral. En 263 brotes el caso primario era autóctono. La media de casos por brote detectado en las Islas ha sido de 7 positivos: los mínimos han registrado 3 casos y el máximo (caso de vivienda geriátrica) tuvo 94 casos asociados.

    Por franjas de edad, en los positivos ligados a brotes, la más abundante ha sido la de personas entre 30-39 años (194 casos), seguida de la de 40 a 49 años (192 casos) y la de 20 a 29 años (185 casos).

    Por zonas básicas de salud la que registró mayor número de positivos asociados a brotes ha sido la de Inca, con un total de 110 diagnósticos relacionados. Prosiguen la de Serra Nord, con 72, Villafranca-Ses Roques Llises con 70, s'Escorxador con 55 y Son Gotleu con 51.


    Buscar
    Quizás te interese...