PALMA DE MALLORCA, 25 Dic.

    La incidencia del COVID-19 sigue en alza en Baleares, con 462,8 casos por cada 100.000 habitantes, un un 40 por ciento más que una semana ya antes, cuando era de 328,7 casos, conforme el último informe del Servicio de Epidemiología.

    Esta estadística engloba hasta el 23 de diciembre. Por islas, como la semana pasada, la incidencia a 14 días (IA14) se acrecienta singularmente en Formentera y Mallorca, al paso que baja en Menorca.

    En el caso de la isla de Menorca, la incidencia se ubica esta semana en los 109,2 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que la pasada era de 132,8. De 124 casos detectados en 14 días ahora registra 102.

    Formentera, por su lado, sigue con una fuerte tendencia en alza debido a un brote social que, de momento, ha perjudicado a 40 personas. En los últimos 14 días se han detectado 61 positivos, mientras que la semana pasada eran 28. Esto ha hecho que la incidencia se haya duplicado en solo una semana en la pitiusa menor. De los 231,2 casos que marcaba el viernes pasado, ahora son 503,7.

    Mallorca asimismo ha registrado un aumento señalado de más de un 43 por ciento en la incidencia en solo 7 días. Ha pasado de 386,6 casos detectados por cada 100.000 habitantes (3.464 diagnósticos en 14 días) a 554,1 (4.965 positivos en las últimas un par de semanas).

    Por último, la isla de Ibiza asimismo ha sufrido una subida en la incidencia. La semana pasada era de 109,5 casos (con 162 positivos) y ahora se ubica en 129,8 (192 diagnósticos en últimos 14 días).

    PETRA ALCANZA LOS 874 CASOS POR CADA 100.000 HABITANTES

    Por ayuntamientos, los que registran la incidencia más elevada la última semana (incidencia a 7 días por cada 100.000 habitantes) son Petra, con 25 diagnósticos y una IA7 de 874,1 casos por 100.000 habintantes, seguido de Lloseta, con 46 positivos detectados y 768,2 casos de IA7, y Alaró con 36 casos detectados y una IA7 de 646,1. En cambio, en Deià, Es Migjorn, Escorca, y Ferreries no se ha detectado ningún positivo la última semana.

    PERFIL DEL PACIENTE COVID EN BALEARES

    En suma, desde el principio de la pandemia y hasta el 23 de diciembre, el Servicio tirotear de Epidemiología ha ratificado 31.922 diagnósticos positivos de SARS-CoV-2 en la comunidad (3.816 en Ibiza, 234 en Formentera, 26.962 en Mallorca y 980 en Menorca).

    De ellos, un 75 por ciento (24.102) han presentado síntomas, al paso que un 25 por ciento (7.890) han sido asintomáticos. Un total de 257 han sido clasificados como casos llegados de otras comunidades autónomas y 160 importados de otros países.

    Además de esto, 1.133 han sido usuarios de viviendas geriátricas y 1.369 sanitarios. Se contabilizan 450 defunciones ratificadas como causa de la Covid-19, 170 de ellos personas que vivían en viviendas.

    El conjunto de edad más abundante entre los pacientes COVID-19 en Baleares son las personas de entre 40-49 años ( 5.791), seguidos de los de 30-39 años (5.510) y de 20-29 (4.996). Del total de casos detectados en el mes diciembre, la mitad (48,7 por ciento ) tenían entre 20-49 años, un 22,4 por ciento tenían entre 50 y 69 años, un 18,5 por ciento eran menores de 19 años y un 10,4 por ciento , mayores de 70 años.

    Con los casos amontonados hasta la data la letalidad en Baleares es de un 1,4 por ciento (un 1,1 por ciento en mujeres y un 1,7 por ciento en hombres). Por conjuntos de edad, la letalidad es de un 18,1 por ciento en las personas mayores de 90 años, de un 13,3 por ciento en las personas de entre 80 y 89 años, de un 6,5 por ciento en el conjunto de entre 70-79 años, de un 1,4 por ciento en los de 60-69, de un 0,4 por ciento en los de 50-59 y de un 0,1 en los de 40-49 años.

    En lo que se refiere al género de tratamiento sanitario que han necesitado los casos, el informe de Epidemiología apunta que un 91 por ciento (29.171 casos) ha podido superar la enfermedad en su casa con atención por la parte de los servicios de atención primaria. Un 8 por ciento (2.423 casos) han sido ingresados en planta y un 1 por ciento (398 casos) han necesitado ingreso en una unidad de cuidados intensivos.

    500 BROTES

    En lo que se refiere a la detección de brotes de coronavirus, constan hasta 500 desde el momento en que empezó la pandemia en Baleares, 28 de ellos la última semana. En conjunto, se han diagnosticado 4.087 casos positivos asociados (más o menos el 13 por ciento del total).

    Se considera brote desde 3 casos asociados. Un 29 por ciento de los brotes (147) fueron de campo familiar, un 28 por ciento (138) de campo mixto, y un 17 por ciento (86) fueron producidos debido a asambleas sociales. En 490 brotes el caso primario era autóctono.

    La media de casos por brote detectado en las Islas ha sido de 8 positivos: los mínimos han registrado 3 casos y el de mayor tamaño hasta la data tuvo 94 casos asociados, que fue un brote en una residencia de jubilados.


    Buscar
    Quizás te interese...