PALMA DE MALLORCA, 23 Oct.

    La incidencia amontonada del COVID-19 en los últimos 14 días se ha aumentado en Baleares hasta 140,9 casos por cada 100.000 habitantes, con una tendencia en alza en la mayor parte de zonas básicas de salud, conforme el último informe del Servicio de Epidemiología del Govern.

    Específicamente, la incidencia amontonada a 14 días ha pasado de 125,6 casos por cada 100.000 habitantes el 13 de octubre a los 140,9 el 19 de octubre. Con estos datos se comprueba un aumento de contagios en Baleares si bien a un ritmo menor que en el resto del Estado, como ha señalado la Conselleria de Salud.

    La tasa medra en todas y cada una de las Islas: Ibiza, en una semana, pasa de 148,1 a 173,7 con 257 casos nuevos detectados en 14 días; Formentera de 0 a 8,3 con un solo caso diagnosticado; Mallorca de 131,2 a 143 (1.281 diagnósticos positivos en las últimas un par de semanas), y Menorca de 52,5 a 86,7 casos por cada 100.000 habitantes tras advertir 81 positivos. Estos datos se refieren a diagnósticos afianzados, ratificados por Epidemiología, entre los días 6 y 19 de octubre.

    Por ayuntamientos, el que registra una mayor incidencia por cada mil habitantes (contando el total de casos registrados hasta el 21 de octubre y sin contar los diagnósticos de viviendas geriátricas) es Ibiza, con una tasa de 24,31, seguido de Palma con 19,8, Marratxí (15,33) Santa Maria (15,19), Sant Joan (15,18) y Sant Antoni (14,83). Al contrario, los menos perjudicados fueron Fornalutx (0), Ferreries (0,21), es Migjorn (1,42) o bien Petra (2,45).

    ZONAS BÁSICAS DE SALUD

    Por zonas básicas de salud, se observan aumentos en Ibiza, Manacor y distintas barriadas de Palma. Ya, la zona básica de salud con la tasa más alta entre el 13 y el 19 de octubre fue la de Vila, con 2,89 casos por cada 1.000 habitantes.

    Asimismo en Ibiza ha subido la incidencia Es Viver y en la de Sant Jordi, en el área de salud básica de Sant Josep, como la de Santa Eulalia y en la de Sant Antoni.

    En la isla de Mallorca se registra un aumento semanal de la tasa de incidencia en el área de salud básica de Manacor, como la de Llevant, Pollença y Tramontana.

    Asimismo en una buena parte de las zonas de Palma: en el Centro de Salud Mar Ponent (el que más, con 1,42), Son Gotleu, Son Rutlan-Aragón, Escola graduada, Arquitecte Bennàzar, Emili Darder, Pere Garau, Santa Catalina, s'Escorxador o bien Son Serra.

    En Menorca, la incidencia aumenta en la zona básica de Ciutadella Canal Salat, Es Banyer y Alaior, mientras que baja en el resto. En Formentera la incidencia amontonada por cada mil habitantes se ha aumentado ligeramente: de la tasa de 0 registrada entre el 6 y el 12 de octubre se pasa a 0,1.

    253 BROTES DETECTADOS

    En lo que se refiere a los brotes -agrupaciones de 3 casos o bien más de Covidien-19-, el Servicio de Epidemiología resalta que se han detectado hasta 253 desde el principio de la pandemia.

    En suma, se han diagnosticado 1.839 casos positivos asociados (más o menos el 11 por ciento del total). El 46 por ciento de estos casos (838) presentó síntomas.

    Un 36 por ciento de los brotes (91) fueron de campo familiar, un 21 por ciento (53) fueron producidos debido a asambleas sociales y un 15 por ciento (37) eran de campo laboral. En 245 brotes el caso primario era autóctono.

    El tamaño medio de estos brotes es de 7 positivos: los mínimos han registrado 3 casos y el máximo (caso de vivienda geriátrica) tuvo 94 casos asociados.

    De los 253 brotes detectados, 8 se han detectado en Menorca, diez en Formentera, 67 en Ibiza, y 167 en Mallorca, como otro que afecta a múltiples islas (Ibiza-Menorca). De todos, quedan 64 con investigación abierta.

    PERFIL DEL PACIENTE DE COVID EN BALEARES

    De los 16.894 diagnósticos positivos de SARS-CoV-2 ratificados en Baleares (2.374 en Ibiza, 142 en Formentera, 13.902 en Mallorca y 476 en Menorca), un 66,45 por ciento han presentado síntomas, al tiempo que un 33,55 por ciento han sido asintomáticos.

    Además de esto, 176 han sido clasificados como casos llegados de otras comunidades y 96 importados de otros países. Un total de 752 han sido usuarios de viviendas geriátricas y 854, sanitarios.

    En conjunto, 343 muertes se han ratificado como ocasionadas por el COVID-19 hasta la data de preparación del informe.

    En las Islas, la enfermedad ha perjudicado prácticamente igual a mujeres (8.679 casos, 51 por ciento del total) y hombres (8.215 casos, 49 por ciento del total). Por conjuntos de edad, los más abundantes prosiguen siendo las personas de entre 30-39 años (3.063), seguidos de los de 40-49 (3.003) y de 20-29 (2.795).

    Del total de casos detectados, la mayor parte (un 50,4 por ciento ) tenían entre 20-49 años, un 22,4 por ciento tenían entre 50 y 69 años, un 16,7 por ciento eran menores de 19 años y un 10,4 por ciento mayores de 70 años.


    Buscar
    Quizás te interese...