PALMA, 19 Mar.

       La inversión en construcción ascendió en Baleares a 1.713,5 millones de euros a lo largo de 2020, lo que representa una caída del 23 por ciento con respecto a 2019, con una diferencia de 512 millones, conforme datos del informe de coyuntura de la Asociación de Constructores de Baleares.

       Con estos datos, la entidad ha mostrado su "profunda preocupación" por la actividad del ámbito, remarcando que ha perdido prácticamente un cuarto de la inversión total.

       La inversión privada reculó un 14,6 por ciento con respecto a 2019, y se situó en 1.289 millones, un descenso que, conforme la presidente de la Asociación de Constructores de Baleares, Fanny Alba, "ha arrastrado a la baja a todos y cada uno de los indicadores".

       El retroceso de la inversión privada se refleja en una mengua de la inversión en residencia del 8,5 por ciento (1.068 millones de euros en 2020), "un alarmante retroceso" del 43,7 por ciento en proyectos vinculados al campo turístico (125,7 millones), como una bajada del 20 por ciento en el gasto relacionado con el comercio y la industria (95,6 millones).

       Alba asimismo ha calificado de "alarmante" el recorte en edificación pública, del 53,5 por ciento (247,7 millones) y en obra civil pública, de un 3,5 por ciento (176,4 millones).


    Buscar
    Quizás te interese...