PALMA, 25 Jun.

       La pandemia de la COVID-19 y el confinamiento de la población entre marzo y junio de 2020 redujo el número de personas que recibieron atención el año pasado por la parte de Proyecto Hombre Baleares. Específicamente, un total de 1.488 personas fueron atendidas en la comunidad autónoma debido a adicciones.

       Así se expone en la Memoria Anual 2020 de Proyecto Hombre Baleares, que ha sido presentada este viernes en conferencia de prensa por el presidente de la entidad, Jesús Mullor.

       Según ha explicado el presidente, entre los meses de marzo y junio de 2020, debido a las prescripciones de las autoridades sanitarias, se prohibieron los nuevos ingresos de tratamiento, con lo que el total de atendidos redujo.


    Buscar
    Quizás te interese...