IBIZA, 7 Dic.

    La Policía Local de Ibiza ha denunciado y clausurado 2 prostíbulos que estaban abiertos pese a la prohibición del Govern por la normativa sanitaria en frente de la COVID-19.

    Conforme ha informado este lunes el Municipio de Ibiza en una nota de prensa, sus responsables se encaran a una infracción muy grave y la sanción podría fluctuar entre los 60.001 euros y los 600.000 euros.

    De esta manera, la Policía Local ha comenzado al lado de la Policía Nacional una campaña de inspecciones en establecimientos del ayuntamiento para revisar el cumplimiento de las nuevas medidas sanitarias. En conjunto, se han levantado 11 actas de demanda.

    La patrulla del fin de semana levantó 9 de estas actas por transgredir preceptos de la normativa anticovid, como sobrepasar el aforo en interior del local, servir en la barra o bien infringir el horario de cierre. Conforme el Municipio, la campaña se sostendrá a lo largo de las fiestas navideñas.


    Buscar
    Quizás te interese...