IBIZA, 28 Jun.

    La Policía Local de Sant Antoni ha desarticulado este fin de semana una celebración privada que se festejaba en una residencia de Santa Agnès con unas 150 personas.

    Conforme ha informado el Municipio, los agentes advirtieron a lo largo del servicio del sábado por la tarde que se estaban efectuando 'transfers' con múltiples furgonetas desde la zona deportiva de Perro Coix cara la carretera Sant Antoni-Santa Agnès.

    Tras continuar a uno de los automóviles, observaron que en un punto de la carretera había un elevado número de personas que transitaban hacia una casa, lugar desde donde se emitía música a un volumen elevado. La Policía Local pudo encontrar con el dron la localización precisa de la residencia.

    Tras dar aviso a la Guarda Civil y a otra patrulla de la Policía Local, se acercaron al circuito donde identificaron al promotor de la celebración y al inquilino de la finca.

    Los agentes interpusieron una demanda por incurrir en una infracción del artículo 17.4 de la Ley 16/2006, de 17 de octubre, de régimen jurídico de las licencias integradas de actividad de Baleares donde se cita que "se prohiben las actividades clasificadas no permanentes, de iniciativa privada, que pretendan situarse en suelo rústico, urbanizable o bien en terrenos pertenecientes al dominio público". Asimismo se interpuso una demanda por infringir la ordenanza municipal de ruidos y vibraciones.

    También, denunciaron a los 2 conductores de los automóviles que hacían el 'transfer' por efectuar transporte ilegal de personas y, a uno de ellos, por conducir con presencia de drogas en el organismo.

    Los agentes advirtieron que los asistentes solamente podían acceder a la celebración por este medio de transporte puesto que ignoraban la localización de la residencia y los rastros señalaban que se trataba de una celebración privada organizada con ánimo de lucro.


    Buscar
    Quizás te interese...