PALMA, 13 Ene.

    La Policía Nacional ha identificado este miércoles a unas 40 personas congregadas en frente de las puertas del Consolat de Mar, sede del Govern tirotear, que habían acudido por una convocatoria para una queja que no han llegado a efectuar.

    Los asistentes, que participaron en la tumultuaria manifestación de este martes, se habían presentado en el Camino Sagrera tras propagarse en redes sociales el cartel de una convocatoria promovida desde el ámbito de los gimnasios.

    No obstante, los asistentes no sabían quién la había citado, conforme han contado a los medios. No se ha llegado a efectuar la manifestación; ni se han exhibido pancartas ni coreado lemas, sino los que han acudido han continuado en corrillos, algo desperdigados, charlando entre ellos.

    En la zona estaban ya desplegados un notable número de agentes de Policía, que protegían las puertas del edificio oficial para eludir altercados tras las tensas escenas vividas el día precedente.

    Cara las 11.20 horas, han llegado más dotaciones motorizadas de la Policía Nacional y han empezado a identificar a los presentes. No obstante, lo han hecho no con relación a la manifestación, sino más bien debido a que desde este miércoles están prohibidas en Mallorca las asambleas de no convivientes, conforme han informado a los perjudicados.

    "Venimos acá por el hecho de que se había convocado una queja en defensa de los gimnasios, bares y locales de ocio", ha dicho el dueño de un gimnasio en Calvià, Quique Bonnín.

    En declaraciones a los medios ha explicado que hoy en día tiene su negocio cerrado "con todo cuanto supone" y sin "ninguna ayuda". "Los pagos de autónomo se prosiguen haciendo, créditos al banco, hipotecas, facturas de la luz...", se ha lamentado.

    UNA PROTESTA EN CANARIAS, MOTIVO DE LA CONFUSIÓN

    Según parece, el cartel de la queja corresponde a una manifestación convocada en Tenerife contra el cierre de gimnasios. El cartel llamaba a reunirse frente a la "presidencia del Gobierno" mas no detallaba ninguna zona.

    Esto ha dado sitio a confusión pues la imagen se distribuyó entre participantes de la manifestación masiva de este martes en Palma, llamando a concentrarse nuevamente frente al Consolat. La Delegación del Gobierno en Baleares no tenía perseverancia de ninguna comunicación sobre otra concentración este miércoles.

    Este martes unas 4.000 personas se concentraron en Palma, en una convocatoria no autorizada, al grito de 'Armengol dimisión' para protestar contra las limitaciones a la hostelería aprobadas por el Govern para frenar el COVID-19.

    La movilización empezó en el Consolat y duró múltiples horas, en las que se llamó a acceder a edificios públicos por la parte de ciertos participantes. Además de esto, la manifestación cortó el tráfico en diferentes calles con una sentada.


    Buscar
    Quizás te interese...