PALMA, 8 Mar.

    Las ejecuciones hipotecarias sobre residencias bajaron un 9,5 por ciento en Baleares a lo largo de 2020, hasta las 372, conforme datos temporales publicados este lunes por el INE (Instituto Nacional de Estadística).

    La mayoría de las residencias perjudicadas eran de segunda mano (278) y propiedad de sociedades y entidades (234).

    Normalmente, las ejecuciones hipotecarias sobre fincas de cualquier clase bajaron prácticamente un 26 por ciento a lo largo de 2020, hasta las 604: de ellas, solo 19 eran fincas rústicas, y el resto son urbanas; aparte de las 372 ejecuciones sobre residencias, constan 20 sobre solares y 193 sobre otro género de fincas urbanas.

    Estadística recuerda que a lo largo del estado de alarma hubo instantes en los que la atención diaria al público en los Registros de la Propiedad se efectuó solamente a través de mail o bien por vía telefónica; a lo largo de aquellos meses se generó una minoración esencial del número de inscripciones de certificaciones por ejecuciones hipotecarias iniciadas en los registros sobre residencias. Con la desescalada y la llegada de la nueva normalidad se observó una progresiva restauración del número de inscripciones.

    Solo a lo largo del cuarto trimestre se registraron 166 ejecuciones hipotecarias sobre fincas (solo 2 de ellas fincas rústicas), 76 sobre residencias. En estas, la mayoría son residencia utilizada (73) y propiedad de personas físicas (60).


    Buscar
    Quizás te interese...