PALMA, 8 Ene.

    Los cobijos del Consell de Mallorca han acogido en 2020 a un total de 6.858 usuarios, una cantidad que supone un descenso del 78,6 por ciento en comparación con las estancias registradas a lo largo del año precedente, cuando hubo 32.144 pernoctaciones.

    La corporación insular ha lamentado en una nota de prensa que este ha sido "un año muy complicado para el senderismo y las actividades de montaña", puesto que los cobijos han debido echar el cierre a lo largo de prácticamente medio año, para amoldarse a las medidas sanitarias.

    Los datos publicados por el Departamento de Sostenibilidad y Medio ambiente distinguen entre pernoctaciones y ocupación, y aseguran que la ocupación ha sido del 30,1 por ciento a lo largo de 2020, lo que supone una bajada del 18,1 por ciento en comparación con el año precedente.

    Sin embargo, el Consell de Mallorca ha valorado el porcentaje de ocupación pues estima que es "un dato a destacar", teniendo presente que la situación sanitaria ha impuesto un límite de ocupación a los cobijos de entre el 30 y el 50 por ciento.

    Por nacionalidades, los cobijos de Mallorca acogieron en 2020 a personas que procedían de 43 países diferentes, aparte de España, de entre aquéllos que resaltan Alemania, Francia y R. Unido, al paso que los datos de 2019 recogían hasta 66 destinos de procedencia diferentes.

    El directivo insular de Medio ambiente, Josep Machado, ha señalado que los datos de ocupación registrados entre enero y febrero de 2020, antes que se dictaminase el estado de alarma, fueron un 17 por ciento mayores que los del mismo periodo de 2019.

    "Estoy seguro de que, de no ser por la pandemia, la tendencia positiva hubiera continuado y hubiéramos superado los datos de ocupación de 2019", ha manifestado Machado, lamentando el cierre de los cobijos, que se extendió hasta septiembre.

    Por su lado, la consellera insular de Sostenibilidad y Medio ambiente, Aurora Ribot, ha remarcado que, aunque las pernoctaciones "han sufrido una bajada histórica", las cantidades de ocupación muestran que los ciudadanos "valoran y disfrutan" los cobijos.

    LOS NUEVOS REFUGIOS DE GALATZÓ Y RAIXA SUMARÁN 102 PLAZAS MÁS

    La construcción del nuevo cobijo de Galatzó, que va a contar con 52 plazas de pernoctación, y las obras del de Raixa, que dispondrá de otros 50 puestos, van a aumentar la disponibilidad total de los cobijos de Mallorca hasta las 333 plazas.

    También, el Consell de Mallorca ha recordado que el cobijo de Galatzó va a estar terminado para finales del año en curso, al paso que las obras de Raixa, que dispondrán de un presupuesto de 3,6 millones de euros, prosiguen en un concurso de ideas.

    Por último, ha recordado que administra de manera directa los cobijos de Tossals Verds (Escorca), Son Amer (Escorca), Muleta (Port de Sóller) y Coma d'en Vidal (Estellencs), al tiempo que una concesionaria se hace cargo de los de Perro Boi (Deià) y Pont Romà (Pollença).


    Buscar
    Quizás te interese...