PALMA DE MALLORCA, 5 Nov.

    Las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) frente a la imposibilidad de encarar sus pagos y deudas han aumentado un 22,2 por ciento en el tercer trimestre del actual año con respecto al mismo periodo de 2019, hasta sumar 55.

    De este modo lo recoge la Estadística de Procedimiento Concursal del INE (Instituto Nacional de Estadística) publicada este jueves. Baleares es la quinta comunidad con mayor incremento, tras Cantabria, La Rioja, Asturias y la capital española.

    Específicamente, en el tercer trimestre en Baleares 26 de los deudores son personas físicas sin actividad empresarial y 29, empresas.

    Casi todos los concursos, salvo uno, fueron de tipo voluntario. La mayor parte se hizo por procedimiento abreviado (49) y todos con existencia de una propuesta adelantada (55).

    En las 29 empresas, 8 son de la hostelería, aparte de empresas de recursos de consumo no perdurable (2), construcción (3), comercio al por menor y automóviles (3), transporte y almacenaje (2), inmobiliarias financieras y seguros (2), actividades profesionales (1) y administrativas o bien auxiliares (2) y el resto (6) son otras empresas del ámbito servicios (6).

    Por tamaño de la compañía, la mayor parte era de menos de diez empleados y solo una tenía más de 100 asalariados. Diez de estas empresas eran de uno a 2 trabajadores asalariados y 9, de 3 a 5.

    Por volumen de negocio, la mayoría (12) figuran en el tramo de menos de 250.000 euros por año, y una superaba los 10 millones. Por antigüedad, la mayor parte (11) se ubican en el tramo de 5 a 8 años, 5 eran empresas jóvenes de hasta 4 años y 6 superaban los 20 años.


    Buscar
    Quizás te interese...