Baleares ha reciclado un 30 por ciento menos de vidrio que el año precedente, algo que Ecovidrio atribuye a los efectos de la pandemia sobre el turismo

    PALMA, 18 Feb.

    Baleares se sostiene en 2020 como la Comunidad que más aportación ciudadana hace de envases de vidrio al contenedor verde, con 28 kilogramos por habitante, por encima de los 17,8 kilogramos por habitante de la media estatal, conforme datos de Ecovidrio.

    En detalle, los ciudadanos baleares reciclaron a lo largo de 2020 una media de 96 envases de vidrio por persona, en frente de los 61 envases en los que se halla la media estatal.

    Por islas, Formentera y también Ibiza son las que más han reciclado, con 56,3 y 34,8 kg/habitante respectivamente, seguidas de Menorca (26,9 kg/hab) y Mallorca (22,5 kg/hab).

    En Baleares se recogieron a través del contenedor verde un total de 32.833 toneladas de restos de envases de vidrio, una media de prácticamente 310.000 envases al día, unos 214 envases de vidrio cada minuto.

    De esta manera, un año más, Baleares ocupa el primer puesto entre las zonas con mayor aportación de envases por ciudadano al contenedor verde, seguidas de País Vasco (26,3 Kg/hab), La Rioja (24 Kg/hab), Navarra (23,8 Kg/hab) y Cataluña (22,1 Kg/hab).

    A PRUEBA DE PANDEMIA

    Los datos de Ecovidrio muestran que a lo largo del pasado ejercicio los ciudadanos de las islas han consumido más envases de vidrio en el hogar y asimismo lo han reciclado con mayor intensidad.

    En términos absolutos, 2020 registró un descenso en las toneladas recogidas a través del contenedor verde en las islas (un 30 por ciento menos). Ecovidrio atribuye esto a que Baleares se ha visto en especial perjudicada por las limitaciones al turismo y al campo de la hostelería por el COVID-19.

    Cabe remarcar que este último ámbito es el encargado de la generación de más del 50 por ciento de los envases de vidrio del mercado, con lo que, en líneas generales, se han reducido los restos de envases de vidrio puestos en circulación. Por este motivo, Ecovidrio estima que "es si cabe todavía más notable el compromiso de los hogares baleares con el medio ambiente".

    A lo largo del confinamiento continuaron activas las 30 sendas semanales de recogida entre los ayuntamientos isleños, como la planta de tratamiento.

    BENEFICIOS AMBIENTALES

    Conforme Ecovidrio, la recogida de estos envases ha tolerado en Baleares eludir la emisión de 19.043 toneladas de CO2, equivalente a cubrir 351 veces la distancia en aeroplano entre la capital de España y Palma; como eludir la extracción de 39.399 toneladas de materias primas (arena, insípida y caliza), que, como un ejemplo, pesarían más de 32 veces el peso del Cristo Salvador de Brasil.

    Asimismo supone ahorrar 23.449 MWh de energía, equivalente a más de un par de meses de consumo energético de todos y cada uno de los centros de salud de las Islas.

    El directivo general de Ecovidrio, José Manuel Núñez-Lagos, ha declarado que 2020 "ha sido un ejercicio en especial positivo por lo que respecta al compromiso con el medioambiente". "En la mitad de la crisis sanitaria, los baleares han seguido depositando el vidrio en el contenedor verde aun con una mayor frecuencia que en ejercicios precedentes, lo que prueba que se trata de un hábito muy afianzado entre la población", ha valorado.

    HORECA Y MOVILIZACIÓN CIUDADANA

    A lo largo de la pandemia, Ecovidrio ha trabajado al lado del campo hostgelero, en una tarea con la que visitó 503 locales a lo largo de 2020 para estrechar nudos con los hosteleros, conocer más de cerca los desafíos que encaran y diseñar soluciones adaptadas. Se entregaron 231 cubos singulares y se instalaron contenedores amoldados.

    Asimismo se han desarrollado campañas de movilización social dirigidas a jóvenes, pequeños, profesionales de la hostelería y sociedad por norma general en el conjunto de las islas.

    Ecovidrio ha señalado las campañas como 'Pequerecicladores', para buscar el instituto más reciclador en Mallorca, 'Vidrio por Posidonia' en Ibiza y Formentera, para mentalizar a los atletas, como otras campañas con fines solidarios como la del 'Kilo x Kilo' en Palma, en la que todos y cada uno de los envases de vidrio depositados en los contenedores verdes se convirtieron en una donación para el Banco de Comestibles.


    Buscar
    Quizás te interese...