Los hijos de la mujer fallecida durante una liposucción en Palma piden ocho años de cárcel para los médicos y 523.000€

La Fiscalía pide tres años de cárcel

PALMA, 24 Nov.

Los hijos de la mujer fallecida durante una liposucción en 2017 en una clínica privada de Palma piden ocho años de cárcel para los médicos que la intervinieron, por presuntos delitos de homicidio imprudente y omisión del deber de socorro, así como una indemnización de 523.000 euros.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes próximas al caso. La acusación particular solicita cuatro años por el homicidio y otros cuatro por el delito de omisión de socorro, para cada uno de los facultativos, el cirujano y el anestesista.

Se trata de una pena superior a la que pide la Fiscalía, que es de tres años de cárcel, tal y como publica el diario 'Última Hora'. El juicio todavía no tiene fecha.

Durante la operación, la paciente, de 45 años y origen marroquí, entró en parada cardiorrespiratoria y falleció. La autopsia apuntaba a una hemorragia masiva y una embolia de grasa como causas de la muerte.

Durante la fase de instrucción, el cirujano y el anestesista aseguraron que la mujer estaba estable en el momento en el que llegó la ambulancia del 061. Sin embargo, del relato de los hechos se desprende que tardaron una hora en avisar al SAMU después de que la mujer entrara en parada cardiorrespiratoria: dijeron que entró en parada sobre las 16.00 horas, y el informe del 061 revela que la llamada a los servicios de emergencias no se produjo hasta las 17.03 horas.

Asimismo, declararon que la clínica -negocio del que el anestesista es socio- mantiene acuerdos con empresas privadas de ambulancias pero que no llamaron a ninguna. Durante la hora transcurrida desde que entró en parada hasta que se produjo la llamada al 061, los médicos sostienen que estuvieron vigilando las constantes vitales de la paciente y que no le administraron ningún fármaco o tratamiento.

La ambulancia llegó a Son Espases con la paciente a las 18.30 horas. El informe del hospital indica que la mujer llegó al centro presentando inestabilidad hemodinámica, una gran hemorragia por los puntos de la intervención quirúrgica y una anemia muy grave, entre otras afecciones.

El cirujano que practicó la operación es licenciado en medicina y cirugía en Cuba con el título homologado en España. El Colegio de Enfermería de Baleares informó de que tenían interpuesta una querella contra esta clínica por presunto intrusismo laboral, ya que personal sin formación estaría llevando a cabo tareas propias de enfermería.