PALMA, 28 Abr.

    Baleares registró en 2019 un total de 97 muertes por suicidio y lesiones autoinfligidas, una cantidad un 36,6 por ciento superior a la de 2018, año que había anotado la cantidad más baja de la década, conforme datos publicados este miércoles por el INE (Instituto Nacional de Estadística).

    La mayor parte de suicidios en Baleares corresponden a hombres (71). La mayoría se concentra en la franja de 30 a 54 años, mas además de esto constan 8 casos en personas de 15 a 29 años y uno de un menor de 14 años.

    En suma, en Baleares se han producido 930 suicidios en la última década, desde 2010 hasta 2019. Los años con más fallecidos por esta causa fueron 2013 (104) y 2017 (103).

    La estadística recoge en Baleares 377 muertes por causas externas en 2019: 69 en caídas eventuales, 50 en accidentes de tráfico -y 6 en otros accidentes de transporte-, 51 ahogamientos, 43 envenenamiento por psicofármacos y drogas de abuso.

    Además de esto constan 5 muertes por agresiones -homicidio-; en 3 de ellas, la víctima era una mujer. Asimismo se generaron 3 muertes en accidentes por fuego, humo y substancias calientes, diez fallecimientos por dificultades de atención médica, 5 envenenamientos casuales, y 35 accidentes de otro tipo.

    Con todo, la mayor parte de las 7.995 muertes recogidas en la estadística corresponden a causas naturales. La primordial causa son los problemas médicos relacionados con tumores (2.281), en especial los que afectan a tráquea, bronquios y pulmón (474), seguida de enfermedades del sistema circulatorio (2.202), con 206 muertes por infarto de miocardio.

    Del mismo modo 745 fallecimientos se debieron a enfermedades del sistema respiratorio, 32 de ellas por gripe; y 411 vinculadas a trastornos mentales orgánicos, 6 de ellas relacionadas con trastornos derivados del abuso de alcohol.

    Las enfermedades infecciosas y parasitarias supusieron 115 muertes en 2019 en Baleares: 49 por septicemia, 12 por hepatitis viral, 13 casos de SIDA y 4 de tuberculosis, entre otras muchas.

    Además, constan 21 muertes relacionadas con malformaciones innatas y 109 casos de muertes que presentaban signos o bien descubrimientos anormales clínicos y de laboratorio no clasificados. En este apartado se incluyen 79 casos de paro cardiaco, muerte sin asistencia y otras causas ignotas y un caso de muerte súbita infantil.

    Asimismo se puede destacar que en Baleares no se generó ninguna muerte relacionada con el embarazo y el parto, mas sí 31 muertes de bebés menores de 1 año, 19 de ellas por afecciones en el periodo perinatal.


    Buscar
    Quizás te interese...