IBIZA, 17 Feb.

    La Coalición Mar Blava ha anunciado este miércoles que asistirá a la Comisión Europea tras la sentencia del Tribunal Supremo que sostiene un proyecto petrolífero en una zona de alto valor ecológico -en frente de las costas del Delta del Ebro y Tarragona-, algo que la entidad considera un "claro incumplimiento" del derecho comunitario.

    La organización pitiusa ha lamentado que el Supremo haya desechado su recurso para cancelar la segunda prórroga de la concesión de explotación petrolífera 'Casablanca', concedida sin una evaluación ambiental anterior.

    En una conferencia de prensa, han calificado de "atropello" la sentencia del Supremo, remarcando que la concesión está situada prácticamente en su totalidad en Zona Naturaleza 2000. Pese a ello, la compañía Repsol ha conseguido el aval del Supremo para proseguir explotando petróleo en la mitad de una Zona de Singular Protección para las Aves, han incidido.

    La sentencia estima que prorrogar la explotación de 2 pozos de petróleo en la concesión llamada 'Casablanca', en frente de las costas del Delta del Ebro y Tarragona, no forma un proyecto como tal y por ende no debe ser objeto de evaluación ambiental, algo que rechaza Mar Blava, que ha recordado los "impactos físicos" que supone esta actividad.

    "Es algo inaceptable y un atropello para la biodiversidad", ha insistido, recordando además de esto que la sentencia puede sentar un precedente peligroso.

    El letrado Abel La Calle ha sostenido frente a los medios que la segunda prórroga no se ajusta a derecho al no contar con la evaluación ambiental, y ha protegido que la actividad supone un "peligro continuo" de que se generen vertidos.

    Por su lado, el conseller de Administración Ambiental Vicent Roig ha reconocido que esperaban que con la designación del Corredor de Cetáceos del Mediterráneo quedasen cancelados estos proyectos petrolíferos. Por esta razón, ha manifestado que es "realmente triste" percibir noticias como la sentencia del Supremo.

    Desde Formentera, la vicepresidenta del Consell Ana Juan ha tachado de "inaceptable" la sentencia judicial, incidiendo en que no se cuente con una evaluación anterior, pese a los peligros que acarrea la actividad.

    Mar Blava ha recordado que el tema llegó al Tribunal en 2019 tras una demanda de la entidad, una vez que el Consejo de Ministros autorizara la segunda prórroga de diez años.

    La Coalición asimismo ha explicado que el Supremo no da relevancia al hecho de que la Administración no hubiese requerido a la concesionaria mayores garantías para conseguir la renovación una vez que hubiese sido sancionada en 2011 por sostener una conducta "imprudente" que terminó en un vertido marino de petróleo.

    La Coalición Mar Blava ha reiterado que es una "injusticia y un atropello a la biodiversidad" que Repsol pueda continuar con esta actividad petrolífera.

    "La sentencia emitida por el Tribunal Supremo patentiza de qué manera todavía está de forma profunda arraigada la idea de que la renovación de una concesión es un derecho adquirido, sin precisar consideración ambiental ninguna", han añadido.

    Desde la Pequeña y Mediana Empresa de las Pitiusas han reconocido en la conferencia de prensa que les preocupa esta prórroga, no solo por de qué forma afectará al medio ambiente sino más bien asimismo a la economía frente a la posibilidad de que se genere "un derrame o bien algo grave".


    Buscar
    Quizás te interese...