PALMA DE MALLORCA, 21 Oct.

    La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares ha concedido este miércoles el tercer grado penitenciario a la expresidenta del Consell de Mallorca con Unió Mallorquina, Maria Antònia Munar, condenada por corrupción.

    La Fiscalía se había pronunciado en favor de la progresión al tercer grado de Munar merced a que se llegó a un acuerdo por el que la asimismo expresidenta del Parlament se comprometía a abonar más de quinientos mil de euros.

    La Fiscalía señalaba asimismo que Munar ya ha cumplido más de 7 años de cárcel -la mitad de las condenas que pesan sobre ella- y que ha gozado de permisos sin incidencias.

    La representación de Munar apoyó la solicitud a fin de que la expresidenta pase al régimen de semilibertad señalando que cuenta con apoyo familiar, paga las indemnizaciones que le tocan y está participando en actividades en el centro penitenciario.

    Entre otros muchos factores, la Audiencia ha tenido en cuenta que ha satisfecho más o menos un 19 por ciento de las responsabilidades civiles (que alcanzan 5,1 millones de euros) y que Munar está a la espera de la ejecución de recursos embargados.

    Asimismo ha tenido en cuenta la edad de Munar y el hecho de que no ostenta ya ningún cargo público -con lo que comprende que sería "muy difícil" una reiteración delictiva-, como que en ciertos procedimientos por los que está en cárcel reconoció los hechos.

    Munar fue condenada en 2012 a 5 años y medio de prisión por los delitos de malversación continuada, prevaricación, fraude a la administración y falsedad en documento oficial, en el marco del 'caso Maquillaje', que estudiaba un desvío de 240.000 euros públicos. Más tarde fue condenada a 6 años por la recalificación de Cánido Domenge, y después a un par de años y medio por un soborno relacionado con aquellos terrenos.


    Buscar
    Quizás te interese...