La elevada participación elevada, del 80 por ciento , muestra que las mujeres han confiado en las medidas para eludir contagios de la COVID

    PALMA DE MALLORCA, 17 Oct.

    Más de 14.400 mujeres de Balears han participado este año en el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama, que reanudó su actividad el mes de junio tras haber quedado suspendido provisionalmente a raíz del estado de alarma.

    Conforme ha informado la Conselleria de Salud y Consumo este sábado en una nota de prensa, desde el pasado enero y hasta el mes de septiembre, el Programa ha conseguido una participación del 80 por ciento merced a la confianza que las mujeres han depositado en las medidas de seguridad que se han adoptado para eludir contagios de la COVID-19.

    De esta forma, tal como han explicado las responsables del Programa, con ocasión del Día Mundial del Cáncer de Mama, que se festeja el primer día de la semana, hasta el mes de septiembre, se ha convocado a 17.998 mujeres de Baleares para hacerse una mamografía, de las que 14.406 han sido atendidas, lo que representa una participación del 80,04 por ciento .

    Del total de mujeres atendidas, 712 mujeres --el 4,94 por ciento de las exploradas-- han sido derivadas a los servicios oportunos para hacerles estudios complementarios con el objeto de llegar a un diagnóstico que confirme o bien descarte el cáncer.

    En lo que se refiere a la situación por islas, en Mallorca se ha llamado a 12.668 personas, de las que 10.097 han acudido a la cita médica (79,70 por ciento ). Han resultado positivas las pruebas de 542 mujeres, que han sido derivadas por estudios auxiliares (5,37 por ciento ).

    Mientras que, en Menorca, las mujeres citadas han sido 2.155 y se han efectuado 1.818 mamografías (84,6 por ciento de participación). De estas, 56 han sido positivas (3,08 por ciento ).

    Por último, en Ibiza y Formentera, se ha convocado a 3.026 y 149 mujeres respectivamente, de las que han acudido a la cita 2.350 y 141 (77,66 por ciento -94,63 por ciento ). Han resultado positivas 114 pruebas (4,85 por ciento del total de las efectuadas).

    IMPACTO DE LA PANDEMIA

    Por otra parte, sobre el impacto de la pandemia de la COVID-19 en el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama, la Conselleria ha reconocido que este ha sido elevado.

    En este sentido, ha explicado Salud, a lo largo del estado de alarma se interrumpieron las convidaciones para efectuar las mamografías de cribado de cáncer de mama debido al carácter no urgente del cribado y con el objetivo de reducir la transmisión a la población partícipe.

    No obstante, ha continuado, todas y cada una de las unidades de diagnóstico sostuvieron la actividad para efectuar estudios auxiliares pendientes y los seguimiento urgentes.

    El día 19 del pasado junio se reanudaron las mamografías de cribado del Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama, sosteniendo las medidas de seguridad establecidas, esto es, convocatorias telefónicas; separado de citas y solicitud de puntualidad para eludir acumulación de personas en la sala de espera; realización de un cuestionario de salud y recordatorio de las 3M, empleo de las mascarillas, distancia interpersonal y también higiene de manos. Hoy día, además de esto, para recobrar la actividad, se dan citas asimismo todos los sábados y domingos.

    RECURSOS DEL PROGRAMA

    En lo que se refiere a los recursos del Programa, la Conselleria ha recordado que este está dirigido por una oficina técnica que pertenece a la Dirección General de Salud Pública y Participación, formada por una médica coordinadora; como 3 enfermeras y 7 auxiliares administrativos.

    Por otra parte, el Servicio de Salud dispone de 7 unidades de exploración con 8 mamógrafos en los centros de salud de Son Espases, Son Llàtzer (2), el Comarcal de Inca, el de Manacor, el Mateu Orfila, Cánido Misses y el de Formentera. En estas unidades trabajan para el Programa 38 técnicos especialistas en radiología. Para hacer la doble lectura independiente de cada mamografía participan 22 radiólogos.

    Además, hay unidades de diagnóstico en un hasta 6 centros de salud ordenadas con la oficina técnica. En estos centros sanitarios participan servicios de radiología, ginecología, cirugía y anatomía patológica.

    RECOMENDACIONES

    Para eludir el peligro de padecer cáncer de mama, la Conselleria ha señalado la relevancia de sostener un modo de vida saludable y ha dado ciertas recomendaciones.

    Entre estas recomendaciones se hallan el no fumar, o bien si se fuma solicitar ayuda para dejarlo; moderar o bien suprimir el consumo de alcohol; practicar ejercicio físico; si se cría es mejor hacerlo con lactancia materna; no consumir tratamientos hormonales sin indicación médica; y si se tiene entre 50 y 69 años, participar en el cribado, al que, si no se ha recibido convidación se puede contactar llamado al 900 102 560 o bien por medio de la página web cancerdemama.caib.es, entre otras muchas.

    EL CÁNCER DE MAMA, EL TUMOR MALIGNO MÁS FRECUENTE EN LAS MUJERES

    Por último, Salud ha recordado que El cáncer de mama es el tumor maligno más usual en las mujeres, tanto a nivel del mundo como europeo y en los países occidentales. En España se ha estimado que en 2020 se habrán diagnosticado 32.953 nuevos casos de cáncer de mama femenina.

    Además de esto, sigue siendo el tumor que más mortalidad provoca en mujeres. No obstante, prosigue su tendencia descendente desde el año 1992. El peligro de presentar un cáncer de mama ya antes de los 75 años es del 8 por ciento en las mujeres europeas (una de cada 12 mujeres).

    Además, existen abundantes factores que influyen en el peligro de padecer cáncer de mama, ciertos cuales son no modificables como la edad, factores hormonales endógenos (exposición prolongada a altas concentraciones de estrógenos, por comienzo temprano de menarquía o bien retraso de la menopausia), como los antecedentes familiares.

    Aunque, hay otros factores de peligro que sí son modificables, como es el caso del tratamiento hormonal sustitutivo implica un aumento de peligro del 20 por ciento con respecto a quienes no recibieron esta clase de tratamiento. En el caso del tratamiento con anticonceptivos orales, depende de las combinaciones hormonales usadas.

    El consumo de alcohol ha probado ser otro factor de peligro para este cáncer, incrementando el peligro hasta un 30 por ciento en las mujeres que toman. Además de esto, los estudios sugieren un incremento moderado del peligro de padecer cáncer de mama en mujeres que fuman.

    Por su lado, el parto es un factor protector y reduce un 10 por ciento el peligro en frente de quienes no han parido, como la lactancia materna, que reduce el peligro un 2 por ciento por cada 5 meses de lactancia. Asimismo el ejercicio físico se ha relacionado como factor protector en las mujeres postmenopáusicas.

    Por último, la Conselleria ha apuntado que la presencia de una proporción mayor de grasa anatómico acrecienta el peligro de cáncer de mama en mujeres postmenopáusicas hasta un 10 por ciento con respecto a las no obesas; como que la exposición a radiaciones ionizantes en procesos diagnósticos o bien terapéuticos médicos asimismo acrecienta el peligro de cáncer de mama


    Buscar
    Quizás te interese...