PALMA, 12 Ene.

       Más de 500 personas se han concentrado este martes frente al Consolat de Mar, sede del Govern tirotear en Palma, al grito de 'Armengol dimisión', para protestar contra las limitaciones aprobadas por el Ejecutivo autonómico para frenar la expansión del COVID-19, a pesar de que la Delegación del Gobierno había prohibido la manifestación por motivos sanitarios.

       Entre los participantes de la manifestación y el Consolat un conjunto de unos 8 policías nacionales custodia la puerta del edificio, aunque las fuerzas de seguridad de momento no han tratado de disolver la concentración, en la que no se guardaba ninguna distancia de seguridad entre los participantes.

       Los participantes de la manifestación han chillado insultos y coreado lemas como "la presidente es una borracha". Además de esto, han reprendido a los periodistas de IB3 que cubrían el acto acusándoles de "manipulación".

       Fuentes de la Delegación del Gobierno han indicado que se sancionará a los convocantes de la manifestación y a quienes incurran en un delito de desobediencia a los agentes.


    Buscar
    Quizás te interese...