El exministro defiende la procedencia y legalidad del dinero sustraído y afirma del coacusado que tiene "mentalidad de delincuente"

    IBIZA, 16 Jun.

    El exministro de Temas Exteriores, Abel Matutes, ha señalado que el primordial acusado del hurto en sus empresas de 2,7 millones de euros es un "amoral", mas "inútil de concebir" un plan de estas peculiaridades. Sobre el coacusado, ha señalado de él que tiene "mentalidad de delincuente".

    "Me llevé una sorpresa muy grande", ha señalado Matutes con relación al supuesto acusado, "y no tanto" con relación al coautor.

    En la tercera jornada del juicio, la declaración de Abel Matutes se ha empezado con la emisión de una entrevista grabada para una T.V. local en el mes de abril de 2014 en la que el hotelero explicaba detalles del hurto.

    En ella apunta que, desde el comienzo, sospechó del supuesto acusado pues, entre otras muchas cosas, le rehuía la mirada cuando le preguntó por lo sucedido o bien por qué razón la alarma había estado desconectada múltiples horas en la noche de autos.

    Matutes ha ratificado todas y cada una de las explicaciones aparecidas en tal entrevista y ha asegurado ignorar la cantidad precisa que había en la caja fuerte pues era final de temporada, era fin de semana y por esas datas -octubre de 2013- cerraban sus establecimientos hoteleros en Ibiza, unos 20 en conjunto.

    "Prácticamente no lo sabía nadie", ha insistido como contestación a las preguntas de uno de los abogados defensores. En verdad, el letrado ha centrado su intervención en descubrir el origen del dinero robado, recordando que en un inicio en la demanda solo constaba la desaparición de unos 180.000 euros.

    El empresario ha explicado que la caja fuerte de su sede empresarial se empleaba como una caja de depósito, no había apuntes contables y aún no se había efectuado el arqueo de las cajas de los establecimientos hoteleros. Asimismo allá se trasladaba la colecta de una de las discos del conjunto empresarial.

    Matutes ha insistido en que se restringe siempre y en todo momento a revisar los informes de los auditores y si están en la legalidad, mas sin centrarse en detalles sobre la colecta de sus establecimientos, repitiendo de esta forma la legalidad del dinero robado.

    A lo largo de su declaración como testigo, el exministro ha negado que el primordial acusado estuviese contratado como vigilante de seguridad en su conjunto empresarial donde sí trabajaba como guardesa a la noche su mujer, si bien "es posible" que el acusado conociese dónde se hallaba la caja fuerte.

    Asimismo ha reconocido haber tenido relación con los 2 acusados, policías nacionales que le fueron asignados para velar por su seguridad cuando ejercitaba de ministro.

    Conforme el empresario, el coacusado es el "inductor" del hurto, al tiempo que el primordial acusado es "inútil de hacer una irregularidad", si bien "fue inducido y cayó en la tentación".

    En este proceso se juzga el hurto de 2,7 millones de euros al conjunto empresarial. En la causa, el primordial acusado de llevarse el dinero de la caja fuerte es un agente de policía nacional.

    Además de esto, están procesadas otras 2 personas, otro policía para quien se solicitan 21 meses de prisión como cooperador de los hechos y la mujer del primordial acusado que habría enmascarado el hurto y para quien se pide un año de cárcel.

    De la cantidad robada, un total de 2.767.000 euros, se habría recuperado una gran parte y faltaría por recobrar cerca de un millón.

    La Fiscalía demanda para el primordial acusado una condena de 5 años de cárcel por la comisión de un delito de hurto de forma fuerte. El Ministerio Público asimismo solicita que indemnice a la compañía con 995.000 euros.

    En la sesión de este miércoles asimismo ha comparecido como testigo una policía científica quien ha sido interrogada sobre la cadena de custodia del dinero recuperado.


    Buscar
    Quizás te interese...