Las políticas de ciclo del agua suponen más de la mitad del presupuesto de la Conselleria

    PALMA DE MALLORCA, 12 Nov.

    La Conselleria de Medio ambiente y Territorio fortalecerá en el ejercicio 2021 el presupuesto destinado al programa de planificación forestal, con la meta de administrar las consecuencias de temporales como el que afectó a más de 700 hectáreas de la Serra del Tramuntana en el mes de agosto.

    De este modo lo ha explicado el conseller de Medio ambiente, Miquel Mir, a lo largo de su intervención frente a la Comisión de Presupuestos del Parlament para precisar las cuentas de su departamento para 2021, con un presupuesto ordinario de 147,29 millones de euros, un 1,96 por ciento más que el año precedente.

    A ello se aúnan los proyectos del fondo de turismo sustentable, con prácticamente 13,7 millones, y las partidas para las agencias públicas de la Conselleria, hasta totalizar cerca de 213 millones.

    Para el próximo ejercicio, entre otros muchos aspectos, resalta el aumento del 29 por ciento para luchar contra las enfermedades de los árboles, las partidas al mantenimiento y conservación de torrentes y saneamiento y el despliegue de la Ley de Restos -puesto que el año próximo entra en acción la prohibición de los plásticos de un uso-.

    Mir ha protegido que, con este proyecto de presupuestos, el Govern "prueba ser siendo consciente de que la llegada de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 no debe hacer perder de vista otra crisis, la climática, que prosigue estando muy presente y que no deja de hacer patentes sus efectos".

    INCREMENTO PARA POLÍTICAS DE CICLO DEL AGUA

    Más de la mitad del presupuesto de la Conselleria se destina a política sobre ciclo del agua, 159 millones de euros. En materia de torrentes, Recursos Hídricos va a contar con 6,1 millones de euros, resaltando proyectos como la construcción de muros en los torrentes de Sant Miquel y Major de Sóller o bien la estabilización de márgenes del torrente de Bunyola.

    Se prevé, además de esto, ejecutar actuaciones de mejora en puntos problemáticos de la red hidrológica de Ibiza, como el paso de la carretera al aeropuerto sobre el torrente des Codolar.

    En lo que se refiere a saneamiento y depuración, la partida se acrecienta en 1,8 millones, hasta los 63,2 millones. Resalta, una reserva por un valor de 10,3 millones de euros para Palma, en el marco del protocolo firmado con Emaya, que está ejecutando obras por un valor de 22 millones de euros.

    Otras obras de mejora van a ser en internet en alta de Platja den Bossa; la estación de bombeo de aguas residuales de Formentera; o bien la nueva estación de bombeo de Es Migjorn Gran.

    En lo que se refiere a las actuaciones para depuradoras que administra la Agencia Abalear del Agua (Abaqua), van a contar con un presupuesto de 24,4 millones de euros. Se prevén intervenciones en Cales de Mallorca, Llubí, Platja de Muro, Valldemossa, Sant Josep, Sant Joan de Labritja y Ciutadella Norte, entre otras muchas.

    PALIAR LOS EFECTOS DE CATÁSTROFES AMBIENTALES

    Con respecto a los fondos para administración forestal, el conseller lo ha vinculado a la proliferación de catástrofes ambientales propiciadas por el cambio climático. Ha señalado el aumento de la dotación, de 1,5 millones de euros, del programa de Planificación forestal, entre otras muchas partidas.

    Por otra parte, la Conselleria adquirirá 12 todoterrenos y nuevos contratos de adquisición de cascos y mochilas de intervención en incendios forestales para el Ibanat. El conseller ha indicado que en lo que va de 2020 se han producido hasta 68 capítulos de fuego forestal, la mayor parte intentos, con 9 incendios. En suma, se han quemado 474 hectáreas.

    En materia de infraestructuras, se prevé dotar la base helitransportada de Petra con nuevos módulos para los trabajadores y también empezar la reforma del edificio 201 del Parque de Servicios Insulares de Ibiza, que se debe transformar en la sede de la agencia pública en la isla.

    ERRADICAR ESPECIES INVASORAS

    Asimismo desde la perspectiva de combatir la urgencia climática, la Conselleria acrecienta la partida destinada a reducir y suprimir especies invasoras del archipiélago. El Consorcio para la Restauración de Fauna de Baleares (Cofib) va a contar con 1,2 millones, con los que encarará asimismo las puestas de tortugas marinas en playas del archipiélago.

    El programa de especies silvestres dispondrá de 1,96 millones de euros (un 51,7 por ciento más) para ejecutar políticas de conservación centradas, básicamente, en la posidonia. El conseller ha destacado asimismo la renovación del proyecto Labres, que afecta a 54 especies de vegetación y fauna.

    "No debemos olvidar que la COVID-19 es una más de las diferentes enfermedades virales que en los últimos 20 años han traspasado del reino animal al humano, un fenómeno que la comunidad científica coincide a atribuir, en una buena parte, a la pérdida de biodiversidad", ha declarado el conseller.

    TERRITORIO

    El programa de Ordenación del territorio y urbanismo acrecienta un 27 por ciento su presupuesto para progresar el conocimiento de la realidad territorial del archipiélago; se prevé realizar de la memoria de cumplimiento de las Indicaciones de Ordenación del Territorio (DOT) con un cálculo de indicadores de sostenibilidad, como estudios en materia de paisaje.

    Del mismo modo, el Servicio de Información Territorial (SITIBSA) va a contar con 897.500 euros para ejecutar, entre otros muchos objetivos, la actualización del Mapa Urbanístico de Baleares (MUIB) y el mapa de suelo vacante como la generación de una nueva ortofotografia aérea de la comunidad.

    Además de esto, Mir ha subrayado que proseguirán trabajando para lograr el traspaso de competencias de costas a la Comunidad.

    PROHIBICIÓN DE LOS PLÁSTICOS DESECHABLES

    Para finalizar, el despliegue de la Ley de Restos implicará que la Dirección General eficiente cuente con unos 8 millones de euros de presupuesto, incluyendo proyectos financiados por el ITS destinados a impulsar el promuevo de la economía circular y la educación ambiental.

    "Impulsamos la economía verde y circular para hacer más resilientes estas islas, para producir puestos al unísono que reducimos emisiones", ha protegido el conseller.


    Buscar
    Quizás te interese...