PALMA, 3 Mar.

    El conseller de Medio ambiente y Territorio, Miquel Mir, ha asegurado este miércoles que la problemática de los vertidos en la Bahía de Palma en los capítulos de fuertes lluvias "están en camino de solucionarse" con la construcción del tanque de laminación y el nuevo recolector si bien, ha recordado, el Govern jamás ha tenido administración directa sobre este tema sino es competencia del Municipio mediante Emaya.

    El conseller ha asegurado que cuando el nuevo recolector y el tanque de tormentas o bien laminación --cuyas obras están "muy avanzadas"-- estén construidos los vertidos "se reducirán muchísimo".

    Mir ha comparecido en la Comisión de Medio ambiente y Ordenación Territorial del Parlament a solicitud de Vox por "la omisión del Govern frente al impacto mediaoambiental de los vertidos irregulares de las depuradoras de Emaya en la Bahía de Palma".

    El conseller ha asegurado que desde 2015 se han invertido 91,2 millones de euros para actuaciones de saneamiento en Palma, de los que más de 30 ya están en ejecución.

    Mir ha destacado la relevancia para la solución de los vertidos tanto del tanque de laminación como del nuevo recolector que permitirá la existencia de 2 redes. Conforme ha apuntado, el inconveniente de los vertidos se genera cuando llovizna intensamente y la red rebosa.

    De esta manera, conforme ha explicado, la existencia de una red unitaria es la primordial causa de que se generen vertidos y que esta es cuestión de competencia municipal.

    El conseller ha protegido que el Govern cumple con su parte y pone al alcance de los ayuntamientos los recursos a fin de que realicen actuaciones en el marco de su competencia. Conforme Mir en el caso específico de Palma la inversión es "incontestable".

    Conforme ha explicado, en Ibiza la construcción de un tanque de laminación ya ha puesto fin a los vertidos en Vila.


    Buscar
    Quizás te interese...