PALMA DE MALLORCA, 16 Nov.

    Los sindicatos de la Mesa Sectorial de Empleados Públicos, que suma un total de 8 agrupaciones, se han manifestado este lunes delante del Consolat de Mar para demandar al Govern que no recorte los salarios de los funcionarios, puesto que Baleares es la única comunidad autónoma que ha rechazado una subida salarial para 2020 y 2021.

    Bajo el leimotiv 'No a los recortes salariales, no a las imposiciones, sí al diálogo y a la negociación', los sindicatos Unión General de Trabajadores, CCOO, STEI, Simebal, CSIF, SAE, Satse y Opción alternativa han pedido frente a la sede de la Presidencia del Govern que "no haga trampas" y que ceda a negociar con los representantes sindicales las condiciones salariales.

    Concretamente, estas agrupaciones critican que el Govern no aplique las subidas salariales que han sido acordadas en el resto del territorio de España de un 2 por ciento en 2020 y del 9 por ciento en 2021, una resolución que afecta al ámbito de la Educación, al personal sanitario del Ib-Salut y a los Servicios Generales.

    Por la parte de Unión General de Trabajadores Baleares, Miguel Ángel Romero ha manifestado que los funcionarios han llegado aquí "pues Baleares no pagó en el mes de enero lo que debía pagar", y ha anunciado que Podemos va a presentar una enmienda en el Parlament a fin de que el Govern acuerde una serie de medidas para eludir los recortes.

    "El diálogo no debe estar encima de la mesa solo el martes y el jueves, debe sostenerse a lo largo de toda la semana", ha remarcado el representante de Unión General de Trabajadores, quien ha reivindicado que las cuestiones por las que se manifiestan "son derechos, no privilegios" y ha criticado que ciertos políticos "no perciben la actualidad".

    Por su lado, el representante de CCOO, Pep Ginard, ha asegurado que rechaza "contundentemente" la resolución del Govern de no acrecentar los salarios y ha reiterado que "no puede que hagan trampas", hechos por los que estos sindicatos se reunirán asimismo el martes próximo frente al Parlament para protestar dadas estas medidas.

    Por último, el portavoz del Simebal, Miguel Lázaro, ha lamentado que el Govern "no valora a los trabajadores" y ha demandado al Ejecutivo abalear que se reúna con ellos para negociar, una resolución que ha sido confirmada por ciertos asistentes, que aguardaban reunirse tras la queja con la presidente Francina Armengol.

    "Imagino que un gobierno que va de progresista no se marcha a negar a charlar, es un derecho democrático", ha subrayado el representante de este sindicato médico, quien ha apuntado que, frente a la posibilidad de no llegar a un pacto para parar los recortes, "la huelga es un horizonte muy lejano".


    Buscar
    Quizás te interese...