PALMA DE MALLORCA, 3 Nov.

    La Oficina de Prevención y Lucha contra la Corrupción de Baleares ha considerado que la directiva general de Innovación del Govern, Nuria Riese, infringió el código ético del Ejecutivo tirotear al haber recibido el plus de 22.000 euros, para altos cargos con vivienda fuera de Mallorca, pese a tener una residencia en propiedad en Palma.

    Puesto que estas cuestiones las resuelve la Comisión de Moral Pública, Anticorrupción ha propuesto que se valore este caso y demanda a la directiva general que devuelva el dinero recibido por el plus.

    Desde la Oficia Anticorrupción han explicado que advirtieron que, poco tras elecciones de mayo de 2019, Riese cambió su empadronamiento de Palma a Ibiza. Tras requerir a la directiva general de Innovación cierta documentación, la Oficina comprobó que tenía una residencia en alquiler en la capital abalear.

    Dados estos hechos, Anticorrupción ha concluido que, si bien no se haya infringido la regla, se ha producido una transgresión del código ético del Govern, al estimar que no se debería haber pedido este plus al tener una residencia en propiedad en Palma.

    A lo largo de la presentación del proyecto de los Presupuestos autonómicos para 2021, la consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, explicó que el plus de 22.000 euros ya no va a estar libre para altos cargos que radiquen en la Península, sino más bien solo para aquellos que radiquen en otras islas que no sean la sede del Ejecutivo tirotear, esto es, fuera de Mallorca.


    Buscar
    Quizás te interese...