Pescadores de Baleares decidirán esta semana si hacen huelga los días 13 y 14 de diciembre

PALMA, 24 Nov.

El presidente de la Cofradía de Pescadores de Baleares, Domingo Bonnín, ha asegurado, este miércoles, que durante esta semana decidirán si se unen a la huelga planteada en la zona de pesca de arrastre del mediterráneo para los días 13 y 14 de diciembre.

En declaraciones a Europa Press, Bonnín ha concretado que, durante esos días, los ministros de Pesca de los países europeos se reunirán en Bruselas para decidir las medidas aplicables a la flota de pesca de arrastre en 2022. El objetivo es parar la actividad pesquera en las mismas jornadas de la reunión ministerial europea para que, según Bonnín, "sientan la presión".

Hasta el momento ninguna cofradía de Baleares se ha negado a realizar estos paros, pero desde la Cofradía esperan la respuesta de todas las Islas, tanto de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera. De todos modos, los pescadores de Baleares están pendientes también de las decisiones de las flotas andaluzas, catalanas y valencianas para sumarse.

Su principal reivindicación es que Bruselas legisle en base a la "realidad de cada zona". Bonnín ha defendido que no todas las comunidades tienen la misma casuística, pero aplican la misma norma. "No estoy diciendo que les tengan que reducir a ellos, pero nos aplican la misma ley. Por lo tanto algo falla", ha considerado.

De hecho, el presidente de los pescadores de las Islas ha recordado que, por ejemplo, Valencia y Cataluña suman 440 barcas de arrastre, mientras que a Baleares sólo se permite 33 teniendo más longitud de zona pesquera para el arrastre.

Como consecuencia de estas normas, las empresas de la pesca de arrastre en Baleares han reducido en un 40% sus ingresos. "En Baleares no se tendría que aplicar nada. Nos echan la culpa de todo a la pesca profesional, pero en algún momento alguien tendrá que analizar las consecuencias del cambio climático o de la contaminación de las salinizadoras", ha explicado.

En definitiva, Bonnín ha aseverado que la pesca de arrastre es una "parte ínfima" en esta ecuación, pero ha recalcado que son los "más controlables". "No tenemos capacidad para hacer tanto daño como dicen que hacemos, pero somos pequeños y fáciles de controlar", ha finalizado.