PALMA, 22 May.

    La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares festejará este próximo martes la vista anterior al juicio contra un hombre acusado de atacar sexualmente a su expareja a la que tenía prohibido acercarse.

    La Fiscalía solicita penas que suman los 12 años y 11 meses de cárcel por supuestos delitos de quebrantamiento como condena, agresión sexual y malos tratos. Asimismo demanda la prohibición de acercarse o bien comunicarse con la víctima a lo largo de 13 años.

    Conforme el escrito del fiscal, los hechos se remontan a junio 2014, cuando el procesado asistió al domicilio de su expareja en Manacor, a la que tenía prohibido acercarse o bien comunicarse a lo largo de un par de años.

    Allá, con finalidad de atentar contra su libertad sexual, presuntamente la sujetó por un brazo, le quitó los pantalones y la lencería, y la hirió sexualmente.

    La víctima padeció numerosas lesiones por la agresión, aunque no demanda la indemnización que pudiese corresponderle.


    Buscar
    Quizás te interese...