PALMA, 9 Abr.

    El directivo de gabinete de la vicepresidenta de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Marc Pons, ha asegurado que Baleares va a poder continuar adelante con la prohibición de la circulación de nuevos automóviles diésel desde 2025, "anterior petición" al Estado, conforme con la ley tirotear de cambio climático y tras el pacto que dejó la retirada del recurso de inconstitucionalidad.

    En un hilo de múltiples mensajes en Twitter, el exconseller de Movilidad y Residencia ha argumentado que la ley aprobada este jueves en el Congreso, cuya "extensa mayoría" ha señalado, reconoce la "singularidad" de los territorios insulares y les da la capacidad de una "mayor ambición" en la lucha contra el cambio climático.

    Pons ha señalado la "ambición" de la regla, que ahora va a deber aprobar el Senado, transformada en referente europeo en la lucha contra el cambio climático de forma decidida.

    La Comisión para la Transición Ecológica y Reto Demográfico ha aprobado por mayoría el proyecto de ley de cambio climático y transición energética, que va a ser remitido al Senado para seguir con su tramitación parlamentaria, al contar la comisión con competencia legislativa plena.

    La Ley estatal establece el año 2040 como el fin de la matriculación de automóviles de combustión, con el propósito puesto en lograr la neutralidad del parque móvil en 2050.


    Buscar
    Quizás te interese...