PALMA DE MALLORCA, 11 Nov.

       El conseller de Movilidad y Residencia, Marc Pons, ha informado este miércoles de que su Departamento ha presupuestado 500 nuevas residencias de protección oficial (VPO) para proseguir con "su política prioritaria de acceso a la vivienda".

       Durante su comparecencia en la Comisión de Hacienda y Presupuestos del Parlament, el conseller ha detallado que estas residencias se sumarán a las 502 que en nuestros días ya están en marcha, de manera que, en un par de años de legislatura, va a haber 1.000 nuevas residencias.

       Pons ha señalado que las cuentas de la Conselleria, que aumentan un 6,12 por ciento en su totalidad con respecto a 2020, se enmarcan en unos presupuestos generales de la Comunidad Autónoma "de carácter inusual y con el mayor gasto social jamás realizado" frente a la pandemia de la COVID-19.

       Pese a ello, el conseller ha remarcado que estas nuevas residencias suponen para el Govern seguir con la política de residencia, "para lograr que cada vez se pueda ofrecer a más personas la opción de acceder a una residencia pública, ayudas para abonar el alquiler o bien para progresar el estado de las viviendas".


    Buscar
    Quizás te interese...