PALMA, 27 Mar.

    Ports IB ha asegurado este sábado que desea que la intervención en Portocolom sea un referente de la restauración de infraestructuras portuarias de alto valor patrimonial.

    Conforme ha informado la Conselleria de Movilidad y Residencia, Ports IB encara las obras de reparación del muelle de Portocolom como un proyecto de rehabilitación estratégico que espera que se transforme en un referente en la restauración de infraestructuras portuarias con un alto valor patrimonial.

    En este sentido, Ports IB realizó una asamblea el pasado 24 de febrero en Portocolom con representantes del Área de Patrimonio del Consell, el Municipio de Felanitx, como con los representantes de instituciones interesadas en el proyecto, llegándose a diferentes pactos.

    Primeramente, se convino que las obras de rehabilitación del muelle de Sa Duana son precisas y deben hacerse cuanto antes, pues la zona está bajo riesgo de hundimiento. En todo caso, pese a la emergencia de la actuación, Ports IB transmitió su pretensión de compensar los criterios de seguridad estructural con los de conservación del patrimonio existente.

    Para cumplir esta meta, Ports IB se comprometió a crear un equipo de asistencia técnica formado por un conjunto multidisciplinar de especialistas. Este equipo, definido por el Área de Patrimonio del Consell, va a estar dirigido por el jefe del Área de Patrimonio de la corporación insular, Jaume Cardell.

    Además de esto, este equipo de asistencia técnica va a estar integrado por un arqueólogo subacuático, que examinará los trabajos bajo el agua; un arqueólogo, que se responsabilizará del alzamiento topográfico del adoquinado y el muelle y documentará las fases edificantes, y un profesor bancalero, que inspeccionará tanto la retirada de toda la obra de piedra como su siguiente recolocación.

    La primera labor encomendada a este equipo de asistencia técnica va a ser la redacción de un boceto con el protocolo que debe proseguir la compañía constructora ganadora del contrato de obra para identificar, clasificar, clasificar y desmontar el muelle con "máximo cuidado".

    La pretensión, ha explicado la Conselleria, es que, una vez abierto el muelle, el equipo pueda examinar las técnicas edificantes utilizadas para la creación de esta infraestructura y las afecciones reales que padece para escribir un nuevo protocolo que definirá su reconstrucción desde las técnicas edificantes más respetuosas y seguras.

    Este procedimiento, que se realizará por vez primera, es verdaderamente "esencial" y resume cuál es el talante con que Ports IB ha enfocado siempre y en toda circunstancia la rehabilitación del muelle, con "máximo cuidado" y "preocupación" para poder rehabilitar y preservar este espacio, a pesar de que aún no se considera bien de interés cultural (BIC).

    En esta línea, Ports IB ha estado trabajando a lo largo de estas semanas en una labor de investigación y busca tanto en el Fichero General de la Comunidad Autónoma como en el Fichero del Reino de Mallorca. El propósito era entender las técnicas edificantes empleadas en las obras que se han efectuado históricamente sobre este espacio.

    El directivo general de Puertos, Xavier Ramis, ha dicho que conocer objetivamente el pasado dejará hacer una actuación lo más respetuosa posible con el patrimonio, asegurando la preservación del muelle en condiciones de seguridad.

    Fruto de esta investigación, hoy día se sabe que la primera actuación de la que se han encontrado documentos data de 1941. Esta, así como muchas otras, fue efectuada por el reconocido ingeniero mallorquín Gabriel Roca, con la pretensión de fortalecer y prosperar las condiciones del puerto de Portocolom.

    Uno de los primordiales descubrimientos de Ports IB fruto de esta busca es que, ya en aquel instante, el asimismo ingeniero mallorquín Rafel Soler apuntaba en sus proyectos de reparación que era preciso el refuerzo con hormigón de los muelles de sillares a fin de que el puerto pudiese encarar de manera segura el embate del mar y del tiempo.

    Toda esta documentación será entregado al equipo de asistencia técnica a fin de que pueda estudiarla en detalle y usarla en la definición de los protocolos de actuación.

    Por otra parte, Puertos IB se comprometió a crear una comisión de seguimiento del proyecto formada por la dirección de las obras de Puertos, el equipo multidisciplinar de asistencia técnica, el Municipio de Felanitx y las entidades interesadas.

    A este respecto, el primer día de la semana se mandó una comunicación a las asociaciones y también instituciones presentes en la asamblea del día 24 de febrero, dado su interés por ser parte de esta comisión, si bien por el momento solo se ha recibido contestación positiva por la parte de la Asociación de Vecinos de Portocolom.

    De manera adicional, Ports IB garantizó que pondría a predisposición de cualquier interesado la posibilidad de estar al tanto de la evolución de las obras, con lo que tras la asamblea semanal de dirección de obra va a haber un turno abierto de dudas y sugerencias. El día y la hora de las asambleas se determinará al comienzo de las obras y se comunicará a la comisión de seguimiento.

    Finalmente, Ports IB ha explicado que, tal y como se acordó en la asamblea del día pasado 24 de febrero, el proceso de contratación de las obras siguió pues se trataba de un procedimiento administrativo que estaba en marcha y que aún no se ha cerrado.

    Si bien las obras estén adjudicadas, Ports IB ha confirmado que las obras no comenzarán hasta el momento en que quede constituida la comisión de seguimiento y se pueda reunir para examinar el boceto de protocolo de desmontaje y clasificación definido por el equipo de asistencia técnica.


    Buscar
    Quizás te interese...